Adiós al camaleón David Bowie


bowiecuadro_phixrNo parecía de este mundo, así que podría decirse que ha viajado al lugar que le corresponde. El cielo, la galaxia, el universo… David Bowie, extraterrestre musical y mesías para varias generaciones de artistas y fans, fallecía el pasado 10 de enero víctima de un cáncer. No nos resistimos a rendirle homenaje. Por David Acosta

El nada casual tartamudeo de su estribillo invitaba a reinventarse, afrontar lo desconocido y abandonar lo que ahora se denomina “zona de confort”. Aquella canción para valientes llevaba por título ‘Changes’ y se incluyó en el álbum ‘Hunky Dory’ (1971) de un tal David Bowie, el hombre de las mil caras. En estos tiempos de pretenciosa modernidad y supuestas poses nunca antes vistas, me viene a la cabeza la obra (y también milagros) del citado artista británico, quizá uno de los personajes más fascinantes de la cultura popular en las últimas cinco décadas, las mismas que lleva en activo.

El niño que creció entre las ruinas del barrio londinense de Bromley (devastado por las bombas alemanas de la Segunda Guerra Mundial), residía ahora de forma plácida en Nueva York junto a su segunda esposa, la modelo Iman, y la hija de ambos. Entre medias, una existencia abrasadoramente intensa. Según cuentan sus allegados, desde muy joven fue capaz de conquistar a cualquiera (hombre o mujer) con su marcado acento cockney, sus modales aristocráticos y su innata facilidad para empatizar con quien tuviera al lado.

 

bowiepostjpeg_phixr

David Bowie y sus mil caras. El arte de la reinvención.

 

Como si de una premonición se tratase, su apariencia marciana quedó marcada en su adolescencia cuando su mejor amigo le cambió el color de su ojo derecho (que no es de cristal, por mucho que diga la leyenda) de un contundente puñetazo. El cantante le había robado un ligue, cómo no… El inmenso talento para componer melodías memorables era sólo equiparable a su habilidad para cambiar de aspecto luciendo indumentarias y peinados que incluso hoy en día continuarían siendo extravagantes. Su legado discográfico se convirtió en referencia indiscutible para fans y también para compañeros de profesión que quisieron seguir su estela. Y en la vorágine del éxito, ni siquiera fracasó como padre, siendo el fruto de su primer matrimonio, de nombre Duncan Jones, uno de los directores más prometedores del cine británico actual.

“Desde muy joven fue capaz de conquistar a cualquiera (hombre o mujer) con su marcado acento cockney, sus modales aristocráticos y su innata facilidad para empatizar con quien tuviera al lado”.

La última mutación de Bowie tuvo lugar en 2004, cuando las dos cajetillas diarias de cigarrillos Gitanes y la cocaína de la loca década de los 70 pasaron factura a su castigado corazón. El infarto obligó a poner pausa, pero no retiro. Su vigésimoquinto y último LP, ‘Blackstar’, salió a la venta el 8 de enero, fecha la que el artista cumplía 69 años . Tres días después, el camaleón fallecía víctima de un cáncer de hígado, no sin antes publicar un videoclip premonitorio de su muerte. El fulgor de su estrella alumbra ya el firmamento.

 

Por @davidgenetika.

 

 

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    flint1

    ADIÓS A KEITH FLINT, EL PUNKI DEL DANCE

    Los años 90 se apagan. Los recuerdos de los que exprimimos nuestra juventud en aquella década se ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]