“Black Hole Sun”

Un agujero negro, un desagüe celestial que se trague la creciente inmundicia que nos rodea… Con esa idea se grabó el videoclip de “Black Hole Sun”, el tema más emblemático del grandísimo disco que Soundgarden pubicó allá por 1994. Chris Cornell y compañía quisieron lanzar un mensaje que sonara (y se viera) con absoluta claridad. La sociedad tiene elementos putrefactos, y la purificación se hace necesaria… Por David Acosta.

Que nadie se rasgue las vestiduras. Con esta canción y este vídeo Soundgarden simplemente quiso reflejar la falsedad, hiprocesía, superficialidad, estupidez y maldad que lamentablemente dominan la vida de tantas y tantas personas en este mundo que nos ha tocado vivir. En un mundo donde hay que tener tantísimo cuidado con lo que se dice y se hace (para no salirse de lo llamado políticamente correcto), recordar este “Black Hole Sun” es un soplo de aire fresco, un ejercicio de libertad para pensar.

La música y el Rock en particular tienen en la imaginación a un gran aliado, tanto para componer como para expresar ideas. Y puestos a fantasear, ¿por qué no imaginar qué pasaría si de repente se abriera el cielo y se tragara todo aquello que huele a podrido? Pasen y vean…

“Black Hole Sun” fue el segundo single de “Superunknown”, el disco que sin duda reinó en 1994, marcando uno de los momentos álgidos del movimiento grunge. Con una espléndida melodía, la guitarra sinuosa de Kim Thayil y la suave y poderosa voz de un crooner del Rock como es Chris Cornell, este tema es de por sí absolutamente irresistible. Y si lo acompañamos de las imágenes de este videoclip, todavía más. Farsantes y tramposos, puritanos que esconden su crueldad, almas subyugadas por la televisión, viciosos, esclavos de la estética… Son diferentes tipos de suciedad que en este vídeo son aspirados por un apocalipsis redentor.

Porque el propio Cornell lo vaticinaba en la letra de esta canción:

“Times are gone for honest men…”

 

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario