Bonus Track | Julio Ruiz

Abrimos las puertas de nuestra casa a todo un maestro del periodismo musical. A Julio Ruiz le avalan más de cuatro décadas al frente de un programa radiofónico que ha hecho historia en nuestro país: Disco Grande. Eso de las reverencias ya no se lleva, lo sé. Pero la ocasión lo merece… Por David Acosta.

No, aquí no hacen falta pruebas de paternidad. No hay duda posible. El indie de nuestro país tiene un padre que se llama Julio y se apellida Ruiz. En su querido y admirado hogar radiofónico, Disco Grande, se alumbraron (y se alumbran) nuevas tendencias de esas que no siguen el patrón establecido para después marcar una época. Es la luz musical que hoy en día sigue brillando con irresistible fuerza en Radio 3. El pasado año Julio recibió el Premio Ondas. Pero eso es casi lo de menos. Hablamos de un profesional de los que quedan pocos, abnegado y pasional, colchonero y buena persona (estas dos últimas condiciones suelen ir de la mano). Respiro hondo para empezar esta entrevista. Cosas del respeto… 

-En los años 70 acercaste al público español las bandas internacionales a las que de otra forma era difícil acceder. En los 80 impulsaste la carrera de grupos como Radio Futura o Nacha Pop. En los 90, la explosión indie no hubiera sido lo mismo (o quizá ni siquiera hubiera existido) sin tu figura, con bandas que tanto te deben como Los Planetas, Dover y un largo etcétera. Y por lo que veo y escucho, tu ilusión y ganas permanecen intactas. ¿Dónde está el secreto?

-No hay secreto. Son las ganas y la pasión por hacer radio y por estar al cabo de la calle de lo que hay ahí fuera. En los 70 el panorama discográfico era aún un poco escuálido y había que servir de altavoz de todo lo recomendable. En los 80 nos beneficiamos de la explosión de la movida y de todo lo que le rodeaba y en los 90 tuvimos la suerte de estar en el sitio justo para impulsar a esa nueva generación que era el obligado relevo de la anterior. Ya llegará el momento en que nos toque dar el relevo.

-Más de cuatro décadas al frente de Disco Grande, siempre adaptando el programa a los nuevos tiempos pero sin perder nunca su esencia. ¿Alguna vez tuviste problemas para mantener la independencia?

-Nunca tuve problemas para mantener mi independencia. Está por ver que alguien haya pretendido “sugerirme” algo. Si de algo estoy orgulloso es que nunca he dimitido de esa condición de ser independiente (no en el sentido indie del término). Nunca hubiera permitido que me llevaran de la mano.

Primeros años 70. Julio iniciaba su Disco Grande en Radio Popular.

-¿Qué significó para ti recibir el Premio Ondas en 2013? ¿El Oscar del periodismo?

-Tocó en noviembre pasado como podría haber sido cualquier otro año. Lo más emotivo fue ver el cariño con el que me trataron todos esos compañeros también galardonados de la que podríamos llamar “la otra radio”. Uno se cree que es reyezuelo (que la cosa es así) en un determinado mundo, el de la música especializada, el de Radio 3… y resulta que ahí afuera hay gente que valora tu trabajo de la misma forma que uno hace a la viceversa cuando está ejerciendo de oyente y escuchando un programa informativo.

-¿Y qué queda de aquel chaval de 18 años que pinchaba discos por el simple placer de transmitir al mundo sus gustos musicales?

-Queda… esa voz, que no es radiofónica, pero sí personal e intransferible (es curioso lo poco que se me ha envejecido la voz en estos 43 años y lo compruebo cuando reviso cintas o entrevistas del pasado) y (me voy a reiterar) la misma ilusión porque se abra el micro y se encienda la lucecita roja.

Así recogió Julio Ruiz el Premio Ondas al mejor espacio musical de radio.

-Pregunta obligada: ¿cuáles han sido las entrevistas que más has disfrutado, por aquello de estar frente a alguno de tus ídolos?

-Ha habido unas cuantas: Bryan Ferry, Keith Richards, Radiohead, Bjork, PJ Harvey… Me gusta mucho el género de entrevista y disfruto mucho en esa suerte del periodismo.

-¿Alguna espinita clavada con alguien que se te haya escapado?

-Se me resiste algún beatle (sólo quedan dos para resarcirme) y tampoco he tenido a tiro de micro a David Bowie.

1982. Brian Ferry y Julio Ruiz, codo con codo.

-Periodistas cainitas, haberlos, haylos ¿no? ¿La envidia también es un mal endémico en esta profesión?

-Yo pretendo ser buen compañero de mis compañeros. Si con alguien me llevo (o me he llevado) mal será porque la otra parte ha querido o… porque haya sido objeto (que ha pasado, pero me agarré con uñas y dientes para no caer) de algún faenón de antología. Desde que estoy en esto he conocido a muchos (es la mayoría) excelentes compañeros de trabajo.

-¿Internet ha banalizado el periodismo musical?

-Internet ha aumentado la oferta. Todo está al alcance y hace mucho más difícil la labor de criba. Abruma tanta información.

-¿La industria ha sabido adaptarse a los cambios o sigue manteniendo actitudes de otras épocas?

-Yo creo que la industria mainstream del disco en la parte que más cerca está de mi trabajo ha quedado reducida a la mínima expresión.

-Si te pido consejo para Genetika sobre nuevos valores, ¿a quién me recomendarías?

-Siempre un buen baremo es mi lista de las maquetas (ahora grupos emergentes) que los oyentes eligen que son las mejores. Si nos vamos a los últimos años ahí han estado nombres (cada uno de su padre y su madre estilísticamente hablando) del momento como Sangre, Franc3s (hoy su líder es Chicharrón), Belako, The Bright…

Las clases magistrales de Disco Grande siguen impartiéndose en Radio 3.

-Cabe recordar, para el que no lo sepa, que en su día también fuiste cronista deportivo en el diario Marca. ¿Echas de menos el universo del balón?

-De mis 43 años de programa y estancia en la radio… muuuuchos de ellos han sido amateurs o casi… Apenas desde hace siete años soy trabajador fijo de RTVE. La vida profesional del periodista musical no es nada sencilla. Y obviamente he desarrollado otras actividades. En el periodismo escrito he editado (lo que se llamaba antes labor de mesa, titulando y corrigiendo) o firmado, y trece años de mi vida me los gasté en el Marca (ya casi ni me acuerdo porque han pasado veinticinco años), sí, entrevistando y haciendo crónicas de partidos de fútbol.

-¿Quién es o ha sido el futbolista más rockero? De gustos musicales o de espíritu…

-Sin duda, Gaizka Mendieta. Pero yo recuerdo que en mi época de periodista deportivo iba a Escridiscos con Clemente o Ruiz, jugadores del Atlético de Madrid, y se llevaban sus discos de Van Morrison, Graham Parker, Nick Lowe… Vamos, que entendían de esto.

-La pasión rojiblanca (la del Atleti, se entiende) corre por tus venas. De colchonero a colchonero: ¿cómo sobrellevaste la crueldad sufrida en Lisboa? Tú además estabas allí con tu hijo…

-Pues… sí… Desde que dejé el periodismo deportivo, volví a ejercer de socio (ya lo era desde pequeño pero no me parecía serio continuar afiliado -jajaja, con el bufandismo de hoy en día- y me borré) y a no perderme ni un partido en el Calderón. Y mi hijo quiso que fuéramos a Lisboa. Veintiuna horas de autobús y… no, aún no me he recuperado.

-Por cierto, una temporada como esta última bien merecería una segunda parte de tu delicioso libro ‘Yo me voy al Manzanares’. ¿Qué canción le pondrías a la Liga conquistada en el Camp Nou? ¿Y a la Champions perdida en Lisboa?

-Efectivamente, hice una playlist tras cada capítulo de “Yo me voy al Manzanares” y como en los últimos años no paramos de ganar títulos, el librillo se nos está quedando viejo. Tras el éxito de la Liga… “Do It Again” de Camera Obscura estaría muy bien… Para el funeral… no, no quiero canciones que evoquen lo que quiero olvidar…

Julio Ruiz y su hijo, esperando el inicio de la final lisboeta. Foto: Iván Arlandis.

-Para finalizar, otras preguntas de carácter personal. La primera: ¿Libro con el que estás ahora?

-Quiero leerme ‘Euphoria’ de Lily King (tengo un sobrino casi antropólogo) pero por la cuestión profesional estoy ahora en el libro de Yo la Tengo que ha editado Fino Oyonarte.

-¿Última película que has visto en el cine?

-Mi compañero Tolentino me recomendó ‘Nostalgia de la luz’ e hizo muy bien… Del pasado, sigo siendo muy de ‘La noche americana’ porque a Truffaut me lo bebía.

-¿Qué tal te defiendes en la cocina?

-No se me da mal. Hay un estofado marca de la casa que colecciona piropos. Ah…y el gazpacho tiene un toque personal también…

-Una veraniega. ¿Playa, piscina o ninguna de las dos?

-Soy urbanita. Pero puestos a elegir… playa.

-¿Algún personaje histórico favorito?

-Dos: Enrique Tierno Galván y Salvador Allende.

-La última. Si Julio Ruiz tuviera que definir a Julio Ruiz…

-Un buen tío… sin más…

Por @davidgenetika.

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    flint1

    ADIÓS A KEITH FLINT, EL PUNKI DEL DANCE

    Los años 90 se apagan. Los recuerdos de los que exprimimos nuestra juventud en aquella década se ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]