Bonus Track | Christian Gálvez

Cuando era niño escuchaba los himnos de ese hervidero de cardados y rock que fueron los 80 y en su boda no hubo sitio para los manidos convencionalismos, sustituyendo el típico vals por un tema de Scorpions. Buena elección la de este polifacético mostoleño amante del heavy metal y víctima de nuestro particular ‘rosco genetiko’. Por Mónica S. Gato.

Su sonrisa XXL delata la pasión con la que ejecuta cada una de sus tareas, cumpliendo el lema que enarbolaba Leonardo da Vinci: “Ningún impedimento me detendrá”. Y es precisamente el genio renacentista el que acapara los flashes en una de las andanzas actuales del conductor del exitoso ‘Pasapalabra’. Su novela, que aplica una vuelta de tuerca al imaginario del artista florentino, convivecon otra de las debilidades de nuestro televisivo protagonista, la música. Christian, te pasamos la palabra. 

-Como decimos, el inmortal pintor, científico, escultor, inventor, poeta… centra tu libro más reciente (‘Matar a Leonardo da Vinci’). ¿Qué resaltarías de su faceta musical?

-Leonardo era un apasionado de la música, y muchas veces era contratado por lo bien que tocaba la lira y no por lo bien que pudiera pintar, pese a que esto no se nos ha contado.

-Neil Young afirma en su biografía que escribir podría antojarse la solución perfecta para una vida más prolongada y con menos presiones. ¿Te dedicarías en el futuro a publicar libros exclusivamente o serías un Christopher Lee mostoleño (una mañana eres Saruman en ‘El señor de los anillos’ y por la tarde, grabas un nuevo disco de heavy metal con 92 años)?

-Sería Christian Gálvez siguiendo los pasos de Lee. Creo absolutamente en la multidisciplina. ¿Quién sabe? ¡Igual le pongo voz con 90 años a los sucesores de Rhapsody!

-Una de tus aventuras más recientes ha sido dirigir y protagonizar el videoclip “Huelo el Miedo”, de tus adorados WarCry. Si tuvieras que ejercer de realizador de un biopic ¿sería el de Elvis Presley, Jim Morrison o Jimi Hendrix?

-Ninguno de ellos. Haría el biopic de Jon Bon Jovi, que es el líder del grupo con el que me crié.

-Por cierto, Maquet y Dumas sirvieron de inspiración en el mencionado videoclip del grupo asturiano, pues el relato al que inyecta música homenajea al eterno ‘El conde de Montecristo’. ¿Algún día se dará cuenta todo el mundo de que el rock o el heavy no significan solamente tachuelas y cuero? Convence a aquellos que piensan que estos géneros están reñidos con la literatura.

-¿Sabes? Nunca he intentado convencer a nadie de nada. Es muy complicado cambiar la opinión preconcebida y en vez de gastar la energía intentando convencer que el rock o el heavy tienen unos vínculos muy estrechos con la literatura, prefiero invertir esa energía en descubrir cosas nuevas.

Christian Gálvez muestra con orgullo su novela.

-Llevas tatuado el “I.M.E.” de los Helloween. Los alemanes comentan en la parte final de este mítico tema: “Tengo que cambiar esta situación para volver a empezar; escribir en mis propias páginas”. ¿Qué ha tenido que cambiar Christian Gálvez para ser lo que es hoy?

-Hubo un tiempo en el que estuve trabajando en una juguetería después de haber triunfado en TV con ‘Desesperado Club Social’. Un día me levanté de la cama y pensé: “Vaya, esto no es lo que quiero ser, quiero entretener”. Lo dejé todo y empecé de nuevo desde cero.

-¿Podría decirse que Helloween es tu religión musical? ¿Te sientes identificado por su naturalidad, el humor que irradian sus letras…? ¿Estás seguro de tu amor hacia ellos o algún día podrías emular a Angelina Jolie, borrando la tinta que le recordaba a Billy Bob Thornton?

-Siempre he dicho que lo que me tatúo me lo llevaré a la tumba. Aunque Helloween sacase algún ‘Load’, “I.M.E” siempre sería y será “I.M.E.”. No es mi canción favorita de Helloween, pero su letra es espectacular.

-En muchas ocasiones esos gustos musicales se van forjando desde la infancia. ¿Qué se escuchaba en casa de los Gálvez allá por los 80?

-Mis padres me inculcaron los Beatles primero; Elvis, después, y Bon Jovi por último.

-“Shoot To Thrill”, aquel memorable corte del ‘Back In Black’, de AC/DC, sonaba en tus oídos justo antes de colocarte las gafas de sol para atrapar en tus redes a otra víctima del programa ‘Caiga quien caiga’. ¿Qué entrevistas con músicos fueron las más disparatadas en aquella etapa? ¿Qué otras canciones suponen el gancho perfecto para “entrar a matar”?

-La verdad es que sólo escuchaba ésa. Ahora estoy con “Alma de conquistador”, de WarCry; “Survival”, de Muse, y cuando quiero algo relajado, ‘Somewhere Only We Know’, de Keane. Posiblemente, la entrevista más loca fue con los Foo Fighters (están locos) y la más peligrosa, con Slipknot (no dejan de zurrarse).

¿Quién no conoce la sonrisa del presentador de ‘Pasalabra’?

“Haría el biopic de Jon Bon Jovi, que es el líder del grupo con el que me crié”

-Steve Morse aseguró en una de las últimas ediciones del Festival de Músicos en la Naturaleza que el rock sobrevivirá “pero nunca volverá a ser como en los 60 y 70”. ¿”Palabra de un Deep Purple” o le llevamos la contraria?

-Siempre llevaré la contraria. Podría disfrutar de los Helloween con Hansen o Kiske, pero yo los descubrí con Deris. No digo que sea peor o mejor, pero para mí, Deris es Helloween. Renovarse o morir. Los grupos son efímeros, el metal no.

-¿Qué músicos de los que han desfilado por ‘Pasapalabra’ salen siempre en tus conversaciones anecdóticas? ¿Te da rabia cuando ellos, precisamente ellos, no aciertan en la prueba de la pista musical?

-La verdad es que no suelo contar nada fuera de plató. Lo que sucede en el programa se queda en el programa. Sólo ha salido una cosa de allí pero porque todo el mundo lo vio. ¡Los modelitos de Txus, de Mägo de Oz!

-Carlos Checa, uno de esos jóvenes directores de orquesta con más proyección que ha parido este país, comentaba no hace mucho que la música nos conduce a canalizar las emociones. ¿Para ti qué significa la música? ¿Supone la expresión máxima de la libertad?

-Creo que la música que elegimos a lo largo de los años forma la banda sonora de nuestra vida. Y la vida sin música no es nada. Una canción siempre recuerda algo, un lugar, alguien… La música es capaz de hacernos viajar en el tiempo.

-Christian Gálvez es el papá de 47 Ronin, productora que nació con la vocación de tender una mano a esos talentos emergentes. ¿En la lista figura algún incipiente genio musical del que debamos hacernos eco?

-De momento no, pero todo llegará. ¡Espero!

-¿Cuál sería el nombre de tu grupo si lo tuvieras?

-Se llamaría VITRUVIUS.

-Y ahora tendrás que pensar un nombre para tu primer disco.

-‘Renacimiento’.

-¿Has llorado alguna vez con una canción?

-Sí, con “The best is yet to come’, de Scorpions.

La Gioconda y Christian, unidos por un tal Leonardo.

Por @monipennyta.

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    flint1

    ADIÓS A KEITH FLINT, EL PUNKI DEL DANCE

    Los años 90 se apagan. Los recuerdos de los que exprimimos nuestra juventud en aquella década se ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]