Bruce vs Ronald

Ocurrió hace exactamente 30 años. Un tipo llamado Bruce Springsteen publicó el álbum Born In The USA. Entre tanto patriotismo de propaganda impulsado por Ronald Reagan, alguien tenía que contar y cantar que las barras y estrellas también escondían el drama del sueño americano. Por David Acosta.

Junio de 1984. En pleno apogeo de la etapa de Ronald Reagan al frente de EEUU, con su populismo y su propaganda circense, un músico ya consagrado puso el dedo en la llaga. Lo hizo desde la crítica social, el pesimismo y la reivindicación de la clase obrera, más allá de significaciones políticas. Sí, Bruce Springsteen le quitó la sonrisa al sueño americano.

Aquel actor de medio pelo, secundario en mediocres películas del oeste, ahora se había convertido en presidente. Y su carácter ultraconservador era tan inmenso como cortas sus luces. Una idiotez, por otra parte, recurrente al otro lado del Atlántico, tal y como se comprobó años más tarde, por ejemplo, con el paradigma del presidente-bobalicón, el infame George W. Bush de la guerra de Irak (su padre, George H. W. Bush, fue vicepresidente con Reagan antes de llegar al despacho oval. Eso sí que es una casta política y lo demás son tonterías). Pero cuidado. En lo que sí era experto el señor Reagan era en inflamar la vena patriótica de los ciudadanos norteamericanos, tan propensos a creer que su nación es el ombligo del mundo. La idea era que todos dijeran con orgullo “soy estadounidense”, como si eso les convirtiera, por gracia divina, en un ser superior.

Y en éstas llegó Springsteen, con su aspecto de working-class man y un puñado de canciones cargadas de ironía, desencanto, rabia y esperanza. La crisis existencial de cualquier hombre común trasladada a todo un país. Un estilo de vida puesto en entredicho. Born In the USA fue un álbum rotundo y soberbio con el que Bruce consiguió su mayor éxito comercial hasta la fecha y con el que regresó al rock tras sus coqueteos con el folk en Nebraska (1982).

Bandera de barras y una estrella: Bruce Springsteen.

La paradoja del asunto fue que Reagan, en su ya mencionada estupidez, intentó apropiarse del tema “Born In The USA” para sus mítines de la campaña de reelección de aquel mismo año. Con la mente ocupada en aplicar recortes sociales y propagar el miedo hacia los comunistas soviéticos, parece que el otrora actor no captó la crítica que escondía la letra de la canción. Ni que decir tiene que Springsteen se negó de forma tajante a que su obra se prostituyera de aquella manera, recibiendo por ello acusaciones de “antipatriota” o “traidor” por parte de los sectores más conservadores.

Fue una sonada victoria del Boss. A fin de cuentas, ser el Jefe es mucho más que ser presidente ¿no?

Por @davidgenetika.

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    scrportada

    SCR | ‘Chica loca’

    Será el 3 de mayo cuando salga a la venta el tercer disco de los madrileños SCR. ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]