Cinedrome | ‘Birdman’

Arranca la carrera hacia los Oscar y el primer plato fuerte es ‘Birdman’, una original y vigorosa muestra de metacine, ganadora de dos Globos de Oro al mejor guión y a mejor actor de comedia. Su protagonista, Michael Keaton, realiza la actuación de su vida mostrando precisamente eso, su vida misma… Por Vic Alonso.

Riggan es un actor en horas bajas que en su momento alcanzó la fama interpretando al superhéroe Birdman reventando las salas de medio mundo de palomitas y Pepsi. Ahora, ya en horas bajas e inmerso en una crisis de identidad, afronta el mayor reto de su vida tanto profesional como personal; producir y protagonizar una obra de teatro en Broadway. Se abre el telón… 

Lo primero a decir de esta película es que posiblemente no está orientada a cualquier tipo de espectador y sí al auténtico fan del séptimo arte como tal. Y es que, dentro de la tradición muy americana de hablar del cine desde el mismo cine (‘Eva al desnudo’, ‘Cautivos del mal’, ‘La noche americana’…) Birdman remueve las entrañas entre bambalinas, esta vez centrándose en el teatro, de una producción de Broadway en el que actores, productores y críticos son caricaturizados y humanizados con singular habilidad y valentía, realizándose una sutil crítica al cine comercial y pontificando el verdadero sentir del arte de la interpretación con estómago. En medio de todo ello, el drama personal de un actor que lleva reivindicándose toda la vida y que entonando su particular canto del cisne se la juega todo a una carta.

Riggan y su alter ego que le picotea los huevos continuamente…

Karate a muerte en Broadway entre Keaton y Norton.

Alejandro González Iñárritu vuelve renovado y con más fuerza que nunca a la gran pantalla y filma su mejor trabajo desde ‘Amores Perros’. El trabajo que realiza en toda la película, rodada en un falso plano secuencia, es sencillamente espectacular, elegante, otorgando un ritmo trepidante a la trama y logrando una cadencia continuada apoyada en una BSO efectiva a golpes de batería de principio a fin. Respecto a la elección del reparto, no podía ser más acertada. Rescata a dos grandes actores que realizan un tour de force espectacular. Michael Keaton, que al igual que Riggan y su alter ego Birdman, soporta bajo sus espaldas haberse quedado encasillado en el recuerdo de aquél naif Batman de Tim Burton, y Edward Norton, que a pesar de ser un gran actor, últimamente no recibía papeles muy a su medida y que esta vez deslumbra en el rol de intérprete teatral excéntrico y visceral, pero con un lado humano cautivador. Emma Stone y Naomi Watts completan con su belleza e indiscutible personalidad ante la cámara un plantel de actores tan bien seleccionado que difícilmente pueda repetirse…

Algo más que un mero desnudo callejero…

“El trabajo que realiza Inárritu en la película, rodada en un falso plano secuencia, es sencillamente espectacular, elegante, otorgando un ritmo trepidante a la trama”

La principal virtud de esta película radica en mezclar cine, teatro, sentido negro y mordaz del humor con un conflicto personal aterrador del protagonista que roza la neurosis y que nos lleva a reflexionar sobre el sentido de una vida que llegando al tramo final de la plenitud se encuentra vacía y carente de verdaderas satisfacciones. El protagonista, atormentado y envuelto en un halo de realismo mágico y dualidades, se enfrenta por fin a sus miedos y en una lucha titánica entre su verdadero ser y su personaje se muestra en un espectacular fin de acto tal cual es al mundo cruel que lo vio nacer, crecer y caer. Lo que me lleva a pensar cuántas veces prevalece en nosotros ese personaje engañoso, cautivador, con el que pretendemos seducir pero que en muchos casos no es más que un espejismo distorsionado y confundido de nosotros, que nos aleja de nuestras verdaderas aspiraciones y que muchas veces nos acompañará a la tumba dejándonos con la indescifrable duda de si realmente hemos llegado a ser lo que hemos deseado o lo que creíamos que deberíamos haber sido.

Por Vic Alonso.

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    flint1

    ADIÓS A KEITH FLINT, EL PUNKI DEL DANCE

    Los años 90 se apagan. Los recuerdos de los que exprimimos nuestra juventud en aquella década se ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]