Dinero | “Lo daremos todo por hacer lo que nos gusta”

Alguien que es capaz de ofrecer tres conciertos en 24 horas debería tener su propia religión, como Maradona o el Manchester United. Dinero lo hizo. Si eres uno de los fieles de la banda de Sean Marholm prepárate para que tus constantes vitales se aceleren con ‘DNR’ (Warner), recién salido del horno. Por Mónica S. Gato.

Primero fue enterrado en una playa y subyugado por el vigor de las olas. Ahora Sean Marholm es arrastrado por el asfalto y sometido a la tortura de la bolsa mojada. De aquel videoclip de ‘Mentiras’ al de ‘Duelo de Titanes’, la primera de las criaturas que echa a andar en este tercer trabajo, se interpone casi un lustro, tiempo en el que nuestro protagonista y familia han aparcado el nomadismo, entre el rock y el indie, para abrazarse al primero. Dinero da un golpe sobre la mesa con estilo abrasador y temas vitales. El trío vuelve a la carga con dinamita pura. 

-Sentimos mucho tu sufrimiento en el videoclip de ‘Duelo de titanes’ pero aplaudimos porque ese torbellino de sonidos nos permite presagiar que la banda ha inyectado a este tercer disco más rabia. ¿’DNR’es más rockero que todo lo anterior?

-Sin duda. Es algo que nos apetecía hacer y hemos ido a por ello sin dudarlo. Estamos muy contentos con el resultado y nos sentimos más cómodos que nunca con nuestras canciones.

-Bob Dylan afirmó que en las últimas décadas no se había publicado un disco en condiciones, ni siquiera uno suyo. Si tuvieras que convencerle a él para que escuchara ‘DNR’ ¿qué le dirías?

-¿Qué le voy a decir yo a Bob Dylan? No creo que le fuésemos a gustar nunca y tampoco me importa su opinión sobre nuestra música. Es un grande de todos los tiempos y él sabrá por qué dice eso. Se habrá aburrido de escuchar nueva música y le sonará todo a lo mismo de siempre. Lo entiendo y razón no le falta.

-¿Cómo sería la obra maestra de Dinero? ¿Vamos a toparnos con alguna en este trabajo? ¿Tienes alguna niña mimada en este disco o repartes tu amor entre todas las canciones?

-Los favoritismos con las canciones van cambiando mucho y nunca es una sola. A mí ahora mismo me gusta mucho ‘Sobran las palabras’. Es muy divertida de tocar y no me aburro de escucharla pero si me preguntas dentro de un par de meses seguro que he cambiado de opinión. Pero este disco nos deja unas cuantas canciones que vamos a disfrutar tocando en los conciertos. Estamos deseando empezar la gira.

-Muchos de vuestros seguidores piensan que el grupo gana en directo. ¿Es así?

-Si ellos lo dicen ¡será verdad! Nosotros desde el escenario no lo podemos saber, salimos a darlo todo siempre y acabamos los conciertos hechos mierda. Es verdad que siempre nos han pedido que los discos sonasen más a nuestros directos y por eso hemos grabado ‘DNR’ los tres juntos tocando en una misma sala.

Sean, extenuado en pleno concierto. Es lo que tiene dar el alma en cada canción.

-Coldplay se arrepiente del nombre de su ‘Mylo Xyloto’ ¿alguna vez te hubiera gustado dar marcha atrás y retocar alguno de los temas de ‘Dinero’y ‘Año Perro’?

-Claro, cuando pasa un tiempo empieza todo eso y quieres cambiar cosas de los discos, arreglos, solos, mezclas, breaks de batería… Te arrepientes de haber escogido aquel instrumento en vez de aquel otro, un montón, pero tenemos claro de que los discos se abandonan, nunca se acaban. Podrías estar toda una vida eligiendo qué ampli, qué guitarra y qué pedales utilizar para una estrofa pero por suerte en ‘DNR’ no nos está pasando eso, estamos contentos con el resultado al 100%.

-Si Facebook tuviera que construir vuestra película desde los inicios de la banda, ¿qué momentos estarían sí o sí?

-Nuestro primer Sonorama, Rock in Río, el teloneaje a Foo Fighters,el exílio para la composición de ‘Año Perro’, el lleno de la Sala But y de la Joy Slava, el Festival Sziget de Budapest y la grabación de los tres discos.

-Paul Weller definía precisamente a Facebook como el nuevo opio del pueblo. ¿Opinas igual? ¿Tu banda ha encontrado un aliado en las redes sociales para su difusión?

-A día de hoy no te queda más remedio que llevarte bien con las redes sociales, es algo imparable y no puedes ir contra ellas. El contacto directo con la gente es brutal y te permite estar al día con lo que tus fans piensan. Por otro lado, es muy cansado y tienes que estar muy encima todo el día si quieres hacerlo bien. No es algo fácil pero te permite tener promoción gratuita de tu grupo. Si sabes utilizarlas son una gran herramienta.

-¿Qué hubieras hecho si, como le ocurrió a Bunbury, hubieran entrado en tu casa para robarte los temas de este disco?

-No quiero ni imaginarme esa situación, pero nosotros por suerte solemos tener muchas copias y versiones de nuestras canciones y si se las llevaran podríamos haberlas recuperado de algún lado y las volveríamos a grabar ‘corrigiendo’ esas cosas que comentaba antes.

-Desde fuera vemos cómo los músicos han de hacer un esfuerzo para no despistarse en esta carrera y no escuchar los cantos de sirena mediáticos. ¿Si no marcha bien el negocio de la música, tienes un plan B como Marky Ramone, que vende albóndigas en su cocina ambulante? O quizá preferías montar una ferretería en Andalucía, como deseó Joe Strummer…

-No hay plan B en nosotros, no sabemos cómo ni donde acabaremos, pero lo daremos todo por hacer lo que nos gusta.

De izquierda a derecha: Ekain, Sean y Rubi. Con hambre de comerse el mundo.

-¿Te ves siempre en el escenario incluso que vuestros hijos, como los de los Beatles, hablen sobre la posibilidad de formar un grupo?

-A día de hoy sólo me veo tocando, no me veo haciendo otra cosa. Lo pienso muchas veces, casi a diario, pero todavía no encuentro respuesta a eso.

-¿La música puede cambiar a las personas? ¿A ti te ha cambiado?

-La música tiene un poder brutal y claro que me ha cambiado, a mí y a muchos. Es capaz de alegrarme un mal día o recordarme momentos del pasado agradables, o no. Otra cosa es las cosas que he podido hacer como músico, ahí sí que le voy a estar eternamente agradecido a la música. Aunque dejara de tocar mañana, hay tantas cosas buenas que recordaré siempre que sólo por eso ha merecido la pena todo el sacrificio que hemos hecho.

-Michael J. Fox te invita a dar una vuelta en su Delorean y te permite elegir un destino musical al pasado y otro al futuro. ¿Dónde irías y por qué?

-Finales de los 60 o mediados de los 70 porque tuvo que ser brutal ver el nacimiento de todos esos grupos que son míticos. Todo era nuevo, el futuro era un misterio y el ambiente tenía que ser increíble. Y al futuro… no sé, viajaría al 2500 para ver si todavía se sigue escuchando a los Beatles. Es una curiosidad que tengo, supongo que sí.

-Eres John Travolta y estás en el Jack Rabbit Slim’s de Pulp Fiction con Uma Thurman. ¿Con qué canción la sacarías a bailar?

-Con ‘Una Vaina Loca’, sin duda.

-¿Para ti cuáles han sido los discos clave de la historia?

-Los discos clave de la historia son los que cambian la vida de uno, Ésos que te hacen descubrir algo nuevo, los que te vuelven loco y no los paras de escuchar en meses. Cada uno tiene los suyos y no tienen por qué ser los mejores ni los que le gusta a la mayoría. Hay discos que no han vendido más de un par de millares de copias que han sido importantísimos en mi vida y lo siguen siendo.

-Si la banda publicara un trabajo de duetos, estarían…

-Creo que nunca haremos eso… Pero Chris Cornell, Dave Ghrol y Paul McCartney no podrían faltar.

-¿Y si el disco fuera de versiones, qué temas no faltarían?

-‘Territorial Pissings’, de Nirvana, y ‘A song for the dead’, de Queens of the Stone Age.

El no parar de Sean. Ya descansará en invierno ¿no?

Por @monipennyta.

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    flint1

    ADIÓS A KEITH FLINT, EL PUNKI DEL DANCE

    Los años 90 se apagan. Los recuerdos de los que exprimimos nuestra juventud en aquella década se ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]