El Columpio Asesino | “Estamos ante el fin de un modelo”

Si decimos que El Columpio Asesino es una de las bandas nacionales más importantes del momento, a buen seguro que no nos equivocamos. Su original y rompedora propuesta les ha encumbrado incluso fuera de nuestras fronteras. Su último LP es el retrato de un naufragio. Y con ballenas muertas. Por David Acosta.

Su música no es comparable a la de ninguna otra banda nacional. Porque si algo caracteriza a los navarros El Columpio Asesino es su absoluta originalidad y eclecticismo artístico. Su fama traspasa fronteras (en Méjico son adorados cuales ídolos aztecas) y sus directos resultan demoledores. ‘Ballenas Muertas en San Sebastián’ es el título de su último trabajo, crónica sonora de un viejo mundo que agoniza. Albaro Arizaleta (sí, con ‘b’ y sin acento) es voz y batería del grupo. Charlamos con él. 

-Éxito arrollador de ‘Ballenas Muertas en San Sebastián’, al igual que ocurrió con ‘Diamantes’, su anterior trabajo. ¿Están ustedes en racha?

-La verdad es que con nuestro nuevo álbum estábamos expectantes de ver cuál sería la reacción de crítica y público. Estamos muy contentos de la acogida que está teniendo este álbum en los medios especializados. Y sobre todo estamos encantados con las buenas sensaciones que estamos notando en los conciertos a través del público. Creo que la gente ha entendido este álbum y de alguna manera también lo ha agradecido.

-El Columpio Asesino siempre ha brillado por su carácter rompedor y arriesgado tanto en las melodías como en las letras de sus canciones. ¿La convulsa realidad les ha obligado a ir un paso más allá?

-Sí. A la hora de reunirnos para elaborar este disco teníamos muy claro sobre cuál debía ser su temática. No me atrevería a decir que se trata de un álbum conceptual pero sí es cierto que todo gira en torno a la misma idea, que no es otra que el fin de una etapa, el fin de un modelo, el fin de un mundo que se está derrumbando. Lo que no pretendemos es dar respuestas a los problemas porque ni las tenemos ni tampoco tenemos la legitimidad moral de decirle a nadie lo que tiene que hacer. Pero sí teníamos la necesidad de no dar la espalda a los tiempos que vivimos. Lo que ofrecemos en el disco son canciones en forma de retratos de este hundimiento, haciéndolo a través de un lenguaje por momentos surrealista y esperpéntico.

-Entiendo por tanto que se trata de música para una crisis política, económica y quizá también del individuo…

-Exacto. Aquí se están produciendo dos naufragios. El del sistema, con sus instituciones y todo lo que conllevan, y también el de las personas, la crisis del individuo como tal y su pérdida de valores.

-¿Deben implicarse el pop y el rock en estos cambios sociales que se están produciendo?

-Bueno, creo que cada artista es muy libre de hacer lo que quiera. Yo sí puedo decir que como músico tengo la necesidad moral de implicarme, y de ahí el último disco que hemos hecho. El compromiso se puede materializar de muchas formas, pero lo que no resulta lógico, en mi opinión, es que la música se mantenga al margen de lo que nos rodea. Estamos viviendo un momento muy importante de la historia y eso debe tener su reflejo en la producción artística.

El Columpio Asesino, testigos del naufragio.

Albaro Arizaleta, hombre de ideas claras.

-Para componer ‘Ballenas Muertas en San Sebastián’ ustedes se aislaron de todo y de todos en Bigüezal, un pequeño pueblo navarro de la montaña prepirenaica sin cobertura móvil y sin Internet. ¿Había que tomar distancia del día a día?

-La verdad es que estábamos encallados, las nuevas canciones no avanzaban. Por eso se nos ocurrió la idea de buscar una casa en algún pueblo perdido y ver qué podría pasar. Estuvimos tan a gusto que lo que iba a ser una estancia de un mes se convirtió en una de cuatro. Fue una convivencia muy intensa de los cinco miembros del grupo, algo a priori arriesgado pero que salió muy bien. Nos fuimos de allí con el disco totalmente enfocado.

“Cada artista es muy libre de hacer lo que quiera pero no resulta lógico que la música se mantenga al margen de lo que nos rodea”

-Hablando de convivencias, ¿qué tal lo de compartir grupo con su hermano Raúl? Espero que ustedes se lleven mejor que los hermanos Gallagher…

-(Risas). Nosotros tenemos la suerte de que nos queremos mucho y por eso hay muy buen rollo entre Raúl y yo. Puede haber altibajos, pero siempre los sacamos adelante. Nunca hemos dejado que la relación entre nosotros condicione al grupo ni al revés.

Cristina en primer plano y los varones de El Columpio detrás.

-¿Les sorprende el éxito que atesoran en Méjico?

-Lo de Méjico ha sido cosa de dar pequeños y sólidos pasos. Con el primer disco algunos medios de allí comenzaron a fijarse en nosotros. Se plantó una semilla que después ha ido creciendo y estamos muy contentos de tener tantos seguidores mejicanos. De hecho este año estuvimos de gira por allí y el año que viene vamos a repetir en el ‘Vive Latino’, el festival más importante que hay en Latinoamérica.

-Para ir terminando, le animo a usted a vender el producto que ustedes ofrecen en directo. ¿Qué se puede esperar de un concierto de El Columpio Asesino?

-Pues mire, le voy a decir que un concierto de El Columpio Asesino es un buen latigazo de energía y electricidad. Te vas con la sensación de que un arpón te ha recorrido la espina dorsal.

-La última. ¿Cuáles son los planes del grupo para 2015?

-Ahora lo único que nos importa es continuar con la gira de presentación de ‘Ballenas Muertas en San Sebastián’. Cuando acaben los conciertos decidiremos qué hacer. La verdad es que estamos muy cansados por todo lo que hemos hecho estos últimos años. Quizá lo que toque sea una temporada de descanso y volver después con nuevas energías.

Por @davidgenetika.

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    flint1

    ADIÓS A KEITH FLINT, EL PUNKI DEL DANCE

    Los años 90 se apagan. Los recuerdos de los que exprimimos nuestra juventud en aquella década se ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]