Fermín Cacho | Un oro grabado para la historia

cachocuadroDe pequeño soñaba con jugar en el Real Madrid, pero un profesor de Educación Física le convenció para  pasarse al atletismo, donde está considerado el mejor atleta español y europeo de la historia. Fue siete veces campeón de España de 1.500 al aire libre y tres veces en pista cubierta. Cosechó medallas en europeos, mundiales y olimpiadas. Pero si es especialmente recordado es por su inolvidable medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992… Por Raúl Piñeiro.

8 de Agosto de 1992. En el Estadio Olímpico de Montjuic se va a disputar la final de la carrera de medio fondo por excelencia, los 1.500 metros lisos. Estaban siendo unos juegos históricos para España, pero no era una prueba en la que tuviéramos opciones de sacar medalla. Nuestra mejor baza era un joven atleta soriano de 23 años, Fermín Cacho, que en 1990 había logrado el bronce en los europeos de Budapest y que en los campeonatos mundiales indoor de Sevilla de 1991 había conseguido la medalla de plata en los 1.500 m y en los campeonatos del mundo de Tokyo del mismo año había quedado clasificado en quinta posición. Pese a todo, con conseguir diploma olímpico, que se concede a los 8 primeros, nos dábamos por satisfechos.

La carrera se iniciaría con un ritmo bastante lento, casi cansino. Los especialistas destacaban en la retransmisión que iba a ser una carrera lenta, hasta el punto que en la misma modalidad, las mujeres habían corrido a un ritmo más alto, cuando lo normal es que por la capacidad física de los hombres, sus carreras fueran más rápidas. Estaba siendo una carrera en la que todos los atletas habían tomado demasiadas precauciones y corrían muy juntitos, en pelotón, a la espera de que alguien hiciera el primer movimiento que rompiera el grupo. Cacho corría en una cómoda sexta posición, siempre muy pegado al pasillo interior del tartán, con el peligro que ello suponía, ya que cuando corres por dentro tienes el riesgo de quedar atrapado, sin capacidad de reacción.

Pasados los 1.200 metros el ritmo empezó a incrementar y se produjo un ataque por el exterior. Los 65.000 espectadores del Estadio Olímpico y los millones de españoles que seguíamos la carrera desde casa inmediatamente miramos a ver dónde estaba Fermín, cuyo nombre sonaba de forma atronadora en la grada. El joven atleta soriano volaba sobre la pista y, muy pegado a la cuerda interior, se colocaba en primera posición al acabar la última curva antes de la línea de meta. El soriano corría como un tiro, y no paraba de mirar atrás para ver si sus perseguidores se acercaban. “Eso ha sido una manía de toda la vida, lo de mirar para atrás, siempre lo he hecho, porque aunque mires para atrás corres hacia adelante”, diría. Ni Chesire, ni Harold o Birir le alcanzaron, e incluso se desfondaron, algo que aprovecharon otros para arrebatarles las medallas. Fermín Cacho, brazos abiertos y cara mitad éxtasis, mitad incredulidad,  cruzaba la meta marcando un tiempo de 3 minutos, 40 segundos y 12 centésimas. El podio lo completarían el marroquí El Basir (plata) y el catarí Sulaiman (bronce).

 

cachopost1

Entrada en meta de Fermín Cacho en aquellos Juegos Olímpicos de 1992.  

 

cachopost2

El exatleta soriano y sus medallas para el recuerdo.

“Su constancia y su desparpajo lo llevaron a escribir una de las mejores páginas de la historia de nuestro deporte”

Los Juegos de Barcelona ’92 aun hoy siguen siendo recordados como de los mejores de la historia y, a nivel de palmarés, son los mejores de España. Pero si hay una medalla que todo el mundo recuerda con cariño, con independencia de la del fútbol, esa es la de Fermín Cacho, que de repente acaparaba portadas y demostraría que su éxito no había sido flor de un día. De hecho, seguiría cosechando medallas en los años posteriores.

Elegido ‘Mejor Atleta Europeo de la Historia’ por la Federación Internacional de Atletismo en 1999, una caída de El Gerrouj, al que tuvo que esquivar, impidió a Cacho repetir la hazaña de Barcelona cuatro años después en Atlanta, donde el soriano se colgó la plata por detrás del argelino Morcelli. “Yo le doy muchísimo valor a aquella plata en Atlanta. La plata y el oro de Barcelona no fueron fruto de la casualidad, fueron fruto de un trabajo de muchísimos años. Esa medalla tiene tanto valor o más que la de Barcelona. Son diferentes metales, aunque se mire mucho el color de la medalla, pero para mí Atlanta fue el colofón, la confirmación de que lo de Barcelona no había sido fruto de la casualidad”, reconocería Cacho años después.

Con Cacho, el medio fondo español registró otro oro en los Europeos de Helsinki’94 y dos platas en los Mundiales de Stuttgart’93 y Atenas’97, en la que sin duda es considerada la edad de oro del medio fondo de nuestro país. Y a día de hoy, sigue siendo poseedor del récord de Europa de 1500 metros desde 1997 (3:28,95), registrado en la ciudad suiza de Zúrich. “El año de 1997 fue quizá el que mejores recuerdos tengo de mi carrera. Por la plata de los Mundiales de Atenas pero también porque conseguí el récord. Fue un año en el que corrí a un gran nivel”, admitiría en distintas entrevistas posteriores.

Tras su retirada, Fermín Cacho no es que haya tenido tiempo para aburrirse y siempre ha estado vinculado al deporte de una forma u otra. En su día abrió una tienda de deportes en Soria junto con su amigo y compañero Abel Antón, otro genial atleta español. En julio de 2006, haría sus pinitos futbolísticos como presidente del Iliturgi jienense, cargo en el que sólo duró seis meses. Hoy día sigue vinculado al deporte, su vida, de distintas formas. En tierras jienenses además, probó suerte en el mundo de la política en el Ayuntamiento de Andújar, siendo concejal de deportes por el PSOE. También hizo un amago de presidir la Federación Española de Atletismo, pero sin suerte.

Su legado deportivo es lo que lo hace ser uno de los deportistas más importantes de España. Lo curioso es que Cacho, como todos los niños, soñaba con ser futbolista, del Real Madrid para más señas, pero un profesor suyo vio en él sus excepcionales cualidades físicas y mentales, ideales para el atletismo. A partir de ahí, su constancia y su desparpajo lo llevaron a escribir una de las mejores páginas de la historia de nuestro deporte…

 

Por @raulicoblantons.

 

 

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    scrportada

    SCR | ‘Chica loca’

    Será el 3 de mayo cuando salga a la venta el tercer disco de los madrileños SCR. ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]