Fernando Martín, impulsor de la ÑBA

martincuadro1Cuando aquel fatídico 3 de diciembre de 1989 nos enterábamos de la muerte de Fernando Martín, la conmoción en el país fue notable. Fallecía un grandísimo jugador de baloncesto, el primer español en llegar a una NBA que en los 80 era coto cerrado para jugadores de fuera de Estados Unidos. No en vano, fue el segundo baloncestista europeo en aterrizar en la liga estadounidense. Jugador de carácter, fue el espejo en el que se miraron los Gasol y compañía, la mejor generación de nuestro baloncesto… Por Raúl Piñeiro.

El pasado 25 de marzo Fernando Martín Espina habría cumplido 54 años. No fueron pocos los que se acordaron de tal efemérides, aunque quizás el recuerdo más significativo vino de la mano de Pau Gasol, el jugador más importante que ha dado nuestro país. Gasol recordaba a Martín en las redes sociales con un cariñoso mensaje: “Hoy Fernando Martín cumpliría 54 años. El primer español en jugar en la @NBA y un gran referente para mí. #leyenda”.

Pau Gasol tenía solo 9 años cuando Fernando Martin falleció, aunque el pívot madrileño ya había calado en esa generación de niños que en los años 80 vibrábamos con el baloncesto, ya fuera nacional o internacional. Gasol apenas tendría 3 años cuando la selección española lograba un histórico segundo puesto en el Europeo de 1983, y tendría solo 4 años cuando aquella selección conseguía la plata en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984, un hito que parecía un techo irrepetible para nuestro baloncesto.

En ambas competiciones participó Fernando Martín. Con un fuerte carácter, y carismático a más no poder, Fernando era al baloncesto lo que Juan Gómez ‘Juanito’ al fútbol: jugadores que daban el 200% y que se implicaban al máximo emocionalmente, rozando a veces lo irracional. Martín era férreo en defensa, no destacaba por su altura, pero si por su incansable intensidad. Corría como el que más, y nadie era capaz de ganarle la posición en la zona, que parecía de su propiedad. No temía ir al choque con el adversario porque, además, sabía que siempre tenía las de ganar. En ataque no era un jugador de florituras, aunque sabia explotar muy bien sus virtudes y esconder mejor aún sus defectos. Sus jugadas más características eran su medio gancho en suspensión y el tiro contra tablero, algo que manejaba a la perfección. Sus duelos con el azulgrana Audie Norris eran memorables y en el Palau Blaugrana, se le odiaba y respetaba a partes iguales.

El mensaje del otro día no es la primera vez que Gasol demuestra públicamente su admiración por un jugador de época. “Fernando Martín es una figura emblemática para el deporte español y, sobre todo, para el baloncesto. Fue el pionero entre los jugadores españoles que llegaron a la NBA, y eso quedará para siempre. Hay que dar mucho valor a su intentona en una época mucho más complicada para dar el salto, en un tiempo en el que las diferencias entre los dos baloncestos eran muy grandes. Martín se atrevió y merece todo el reconocimiento posible”, escribía en 2014 Pau en el blog que tiene en el diario MARCA.

 

martinpost1_phixr

Fernando Martín y Audie Norris, en una de sus tantas disputas bajo el tablero.

 

martinpost2_phixr

El jugador español fue un pionero en la NBA. En la foto, junto al mítico Julius Erving. 

 

Como señala Gasol, en los 80 jugar en la NBA era poco más o menos que utópico. Inalcanzable para jugadores del continente europeo. Pero no para Fernando Martín. Fernando era un portento físico que podría haber destacado en cualquier disciplina deportiva. En su juventud fue un gran nadador, pero también hizo sus pinitos en balonmano, aunque fue el baloncesto el deporte que lo cautivó. Empezó su carrera en Estudiantes con tan solo 18 años y promedió 12.8 puntos y 5.4 rebotes, llamando la atención del Real Madrid, donde jugaría desde 1981 hasta 1986, antes de firmar por los Portland Trail Blazers americanos, no sin antes ganar 4 ligas, 2 copas y 1 Recopa.

“Con un fuerte carácter, y carismático a más no poder, Fernando era al baloncesto lo que Juan Gómez ‘Juanito’ al fútbol: jugadores que daban el 200% y que se implicaban al máximo emocionalmente, rozando a veces lo irracional”

La aventura americana solo duró un año y no fue todo lo bien que a él le habría gustado. Sin embargo, dejó constancia de su carácter, obligando a la marca americana de su equipo a incluir el acento en su apellido. Su técnico creía que era pequeño para ser pívot y que no era lo suficientemente bueno para actuar de alero, así que tras un año en América, y gracias a una oferta astronómica del Real Madrid, Fernando Martín regresaba a casa para asegurar una Copa Korac, otra Recopa y 1 Copa más antes de su fatídica muerte.

Aquel 3 de diciembre de 1989, un trágico accidente de tráfico acababa con su vida y con los sueños del baloncesto español por aquel entonces. España perdía a un líder natural, a su líder, en la plenitud de su carrera, cuando todavía contaba con 27 años. Fue un duro golpe para todos, ya que pensábamos que sin Martín iba a ser complicado disfrutar de la gloria en el deporte de la canasta. Por suerte, no sabíamos qué equivocados estábamos. Fernando había sembrado la semilla y había influenciado de forma decisiva a la que es la mejor generación de nuestro baloncesto, que colecciona títulos internacionales y que disfruta de muchos jugadores que, además, son decisivos e indiscutibles en sus distintos equipos de la NBA…

 

Por @raulicoblantons.

 

 

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    kravitzportada

    Lenny Kravitz & Slash | ‘Always on the run’

    Corría el año 1991. Un tal Lenny Kravitz publicaba su segundo álbum buscando la repercusión internacional que ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    A bote pronto | ‘La sonrisa del líder’
    de David Acosta
    24 enero 2017

    A bote pronto | ‘La sonrisa del líder’

    Nueva entrega de la sección 'A bote pronto', otra vez con la Cultural y Deportiva Leonesa como ...[leer más]