Joe Cocker | Un año sin el cantante blanco de alma negra


cockercuadroSe echa de menos al oficial y caballero del soul. Hace poco más de un año que nos dejó Joe Cocker, vencido al fin por el cáncer de pulmón contra el que luchó durante años. Pionero blanco en el arte de la música negra, su voz rasgada y cavernosa permanece en nuestra memoria. Por David Acosta.

Hace poco más de un año que nos dejó Joe Cocker. Y debe ser que somos unos nostálgicos, porque no nos resistimos a recordarle con pasión. Un pequeño recorrido por su existencia y su legado. Vamos allá.

Su primer gran éxito lo consiguió con una espléndida versión del clásico de los Beatles ‘With a little help from my friends’. El músico británico, nacido en la ciudad inglesa de Sheffield con el nombre de John Robert Cocker, tuvo por bandera lo de romper moldes y emocionar corazones a lo largo de su extensa carrera. Suyo fue el mérito de convertirse en uno de los primeros vocalistas de raza blanca capaz de interpretar la música negra con la misma pasión y desgarro que lucían los grandes artistas de color. Su origen humilde y sus tempranos inicios en los escenarios de clubes bañados en alcohol y espesa humareda de tabaco ayudaron a forjar su voz pantanosa y rota, apoyada siempre en aquellos movimientos espasmódicos que le hacían pensar al espectador si el bueno de Joe no estaría sufriendo un ataque epiléptico en plena actuación. En 1963 teloneó a los Stones en su Sheffield natal. Un año más tarde firmaba su primer contrato profesional.

Fue en 1969 cuando el éxito masivo alcanzó por vez primera al cantante por entonces de 25 años. Una sensacional y apoteósica versión del ‘With a little help from my friends’ de los Beatles en el festival de Woodstock le elevó a los altares, además de mostrar su innata facilidad para reinventar canciones ajenas. El propio Paul McCartney, horas después de conocerse el fallecimiento de Joe Cocker, quiso mostrar su «eterno agradecimiento» al vocalista por haber convertido aquel tema del ‘Sgt. Pepper’s’ en un «himno del soul». El guitarrista Jimmy Page, a punto de fundar Led Zeppelin, participó en la grabación de estudio de esta versión que alcanzó el número 1 en las listas británicas.

Los años 80 le encumbraron de nuevo gracias a las bandas sonoras de películas como ‘Oficial y caballero’ y ‘Nueve semanas y media’

 

cockerpost_phixr

La inconfundible voz de Joe Cocker continúa sonando en los corazones. Foto: The Guardian.

 

Tal y como suele ocurrir en la mayoría de los artistas de sentimiento desbordado, los excesos fuera del escenario provocaron diversos altibajos en la carrera del británico. Su habitual aspecto desaliñado simbolizaba su caótico estilo de vida. Pero también como los grandes, Joe Cocker era capaz de volver a impulsarse hacia las alturas cada vez que tocaba fondo. La década de los 80, agujero negro para muchas estrellas de los 60 y 70, parecía destinada a que la figura del cantante quedara en el olvido. Nada más lejos de la realidad. En este caso fue el cine la tabla de salvación para Joe. Primero en 1982, con el tema ‘Up where I belong’ interpretado a dúo con la norteamericana Jennifer Warnes para la banda sonora de la romanticona ‘Oficial y caballero’, película protagonizada por el entonces sex symbol Richard Gere y la actriz de carácter Debra Winger. Con aquella balada Cocker se llevó a su casa un Grammy y un Oscar. Y lo mejor estaba por llegar, aunque fuera sin estatuilla, gracias al filme ‘Nueve semanas y media’ de 1986. Su versión del clásico de Randy Newman ‘You can leave your hat on’ le puso música, voz y ritmo al inolvidable striptease de la espectacular Kim Basinger ante la atenta mirada de un fascinado Mickey Rourke. Himno erótico donde los haya.

El deseo de romper cadenas amorosas de ‘Unchain my heart’ o la confirmación de las mismas en la delicada balada ‘You’re so beautiful’ son otros hitos en la carrera de Joe Cocker, siempre sembrada de giras interminables a lo largo y ancho del planeta. Porque el de Sheffield era un genuino animal de escenario, necesitado del cariño cercano del público y la adrenalina que sólo el directo puede ofrecer. Las listas de éxitos de los 90 comenzaron a olvidarle y a él poco le importó. Sus fans seguían siendo tan incontables como fieles.

En 2007 se convirtió en Oficial del Imperio Británico a través de la medalla que le fue entregada de manos de la reina de Inglaterra. Una condecoración que pasó a formar parte de su colección de recuerdos en su rancho de Colorado (donde vivía con su segunda esposa). Su muerte nos dejó huérfanos. Como bien dijo su agente Barrie Marshall, «Joe Cocker era simplemente único. Será imposible llenar el espacio que deja en nuestros corazones». Amén.

 

Por @davidgenetika.

 

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    flint1

    ADIÓS A KEITH FLINT, EL PUNKI DEL DANCE

    Los años 90 se apagan. Los recuerdos de los que exprimimos nuestra juventud en aquella década se ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]