Jon Lord | Cuando la música clásica encontró al heavy

lordcuadroCuatro años después de su muerte, Jon Lord sigue siendo una influencia notable en la música rock y heavy. Pionero del género con Deep Purple, fue el encargado de demostrar que la música rock no era sinónimo de ruido, sino todo lo contrario. Fue el primero en fusionar la música clásica con el heavy metal y sus riffs con su teclado Hammond son legendarios. Un cáncer acabó con su vida en 2012, pero su legado musical sigue manteniendo vivo su recuerdo. Por Raúl Piñeiro.

Jonathan Douglas Lord nacía un 9 de junio de 1941 en la localidad británica de Leicester, ahora tan de moda gracias al fútbol. Desde muy pequeño mostraría un talento innato con la música, y ya con tan sólo 5 años de edad, y gracias a la influencia de su padre que amaba la música clásica, comenzaría a recibir clases de piano clásico. En su etapa adolescente le impresionó el por entonces nuevo  rockn’roll y el r&b. En concreto quedó fascinado con la música de pianistas y organistas de blues como Jimmy McGriff y Jerry Lee Lewis, que serían una influencia constante en su carrera.

Con 18 años de edad, en 1959, se mudaría a la capital londinense para estudiar Arte Dramático en el Central School of Speech and Drama, y comenzaría a tocar en clubs de jazz para pagar sus facturas. En 1960 tocaría con The Bill Ashton Combo. Más tarde, en 1963, se unió a una banda liderada por Art Wood, hermano mayor de Ron Wood, que se llamó The Art Wood Combo y a partir de 1964 The Artwoods. Ese mismo año grabaría los teclados en el tema ‘You really got me’ de The Kinks.

Lord encontraría su sonido personal cuando formó la banda Santa Barbara Machine Head, donde estaba también el que acabaría siendo Rolling Stone, el ya citado Ronnie Wood. La clave del éxito del grupo era el poderoso sonido del teclado unido a los riffs enérgicos de la guitarra, receta que sería la del la fama de Deep Purple. Lord conocería al bajista Nick Simper y ambos formarían los legendarios Deep Purple junto al guitarrista Ritchie Blackmore, el cantante Rod Evans y el bateria Ian Paice en 1968. En los comienzos la banda abusaría de versiones de éxitos estadounidenses hasta que se unieron el cantante Ian Gillan y el bajista Roger Glover. A partir de ahí, tocarían sin descanso por todo el mundo, actuando en grandes estadios y produciendo una serie de discos que son unos clásicos de la música rock como ‘In rock’ (1970), ‘Fireball’ (1971), ‘Machine head’ (1972) y ‘Burn’ (1974), entre otros.

Aunque el más singular y especial de los trabajos de la banda fue, sin duda, ‘Concerto for Group and Orchestra’. Es un álbum en directo acompañado para la ocasión por la Orquesta Filarmónica Real dirigida por Malcolm Arnold. El concierto fue compuesto por Jon Lord, en 1969, y grabado en el Royal Albert Hall de Londres, en septiembre de ese año. Fue reeditado en DVD en 2003. El concierto está dividido en tres movimientos. En el primero, la orquesta entra con una larga introducción que da paso a la interpretación del grupo y de la orquesta en bloques separados. Ya en el segundo movimiento aparece la voz de Ian Gillan, y el grupo y la orquesta tocan a la vez. En el tercer movimiento, que comienza con un ‘solo’ de batería de Ian Paice, la distinción entre la orquesta y el grupo se hace más complicada. Fue la primera vez que se vio la fusión del rock con la música clásica y el resultado fue espectacular. Deep Purple estaría en auge los siguientes años, pese a que los cambios en la formación fueron constantes entre 1970 y 1976, año en que se disolvió la banda.

 

lordpost1

Jon Lord, creando mágicos sonidos a los mandos del teclado Hammond.

 

lordpost2

Ritchie Blackmore y Lord, de camino a un concierto de Deep Purple.

 

lordpost3

El teclista, en una imagen tomada en sus últimos años. Un maestro de la música.

 

Sus cinco décadas en la música fueron prolíficas y sirvieron para encontramos obras de arte y clásicos tan imprescindibles como ‘Smoke on the water’

 

Tras la separación de Deep Purple en 1976, Lord formó ‘Paice, Ashton & Lord’, junto a su amigo Tony Ashton, al batería de Purple, Ian Paice, además de quien fuera luego guitarrista de Whitesnake, Bernie Marsden, y al bajista Paul Martínez. Con ellos grabaría un solo álbum, ‘Malice in Wonderland’. Durante 1976 también editó ‘Sarabande’, una obra compuesta íntegramente por él.

En 1978, pasó a formar parte de Whitesnake, proyecto de David Coverdale, uno de los ex cantantes de Deep Purple. Permaneció allí hasta 1984, cuando cansado de no tener voz ni voto y ser considerado solo un músico a sueldo de la banda, decidió refundar Deep Purple. Antes, en 1982, editaría un nuevo trabajo solista también íntegramente compuesto por él excepto un tema, ‘Say it´s all right’, en colaboración con Elmer Gantry.

Durante esta segunda etapa de Deep Purple, entre 1984 y 2002, Jon Lord se sacaría dos espinitas que tenía clavadas. Una fue la publicación de su proyecto en solitario ‘Pictured within’, de 1998, donde dejó llevar su faceta más nostálgica a la hora de componer canciones en recuerdo de su padre. La segunda sería la reedición del ‘Concert for Group and Orchestra’, gracias a la ayuda del compositor holandés Marco de Goeij, que tenía terminado casi completamente los tres movimientos en qué consistía la obra. El concierto, producido 30 años antes, había sido un gran éxito, pero las partituras originales se habían perdido. Lord siempre había dicho que tenía que recomponer su obra maestra y trabajó con de Goeij  para terminar de reconstruir las partituras, celebrándose el evento justo para el trigésimo aniversario de su creación con una gira mundial en 1999, donde interpretaron el concierto junto con clásicos de Deep Purple.

En 2002 Lord escribiría una carta a sus compañeros de Deep Purple pidiendo parar un año para poder afrontar otras inquietudes musicales. Cuando su petición fue denegada, abandonaría Deep Purple de forma amigable. Lord siguió muy vinculado a la música, especialmente al jazz y al blues, en diferentes formaciones como Hoochie Coochie Men. En 2007 deleitó al mundo con el ‘Durham Concerto’, una obra que conmemoraba el 175 aniversario de la Universidad de Durham y en el que contó con un chelista, una violinista y un flautista. En 2010 fue nombrado miembro honorifico del Stevenson College de Edimburgo y en 2011 le concedieron el Doctorado Honorifico de la Música en la Universidad de su Leicester natal. Ese mismo año anunciaba al mundo que tenía cáncer y que se iba a tomar un año de descanso con la intención de volver en 2012, ya que seguía teniendo muchos proyectos en mente. Lamentablemente, no lo pudo hacer y el 16 de julio de 2012 fallecía en un hospital londinense por una embolia pulmonar tras casi un año luchando contra el cáncer. A título póstumo, ingresaría en el Salón de la Fama del Rock el 8 de abril de ese mismo año.

Compositor excelso, su buen hacer contribuyó a que el género del heavy metal fuera respetado y creciera por todo el mundo. Sus cinco décadas en la música fueron prolíficas y sirvieron para encontramos obras de arte y clásicos tan imprescindibles como ‘Smoke on the water’, con lo que el legado y la importancia de Jon Lord en la historia de la música está fuera de toda duda…

 

Por @raulicoblantons.

 

 

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    scrportada

    SCR | ‘Chica loca’

    Será el 3 de mayo cuando salga a la venta el tercer disco de los madrileños SCR. ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    A bote pronto | ‘La sonrisa del líder’
    de David Acosta
    24 enero 2017

    A bote pronto | ‘La sonrisa del líder’

    Nueva entrega de la sección 'A bote pronto', otra vez con la Cultural y Deportiva Leonesa como ...[leer más]