Jukebox: “Me & Bobby McGee”

A las puertas del verano y de sus excesos, regresamos sobre las melodías que solían acompañar nuestros viajes iniciáticos hacia el mar y hacia la vida. En aquella banda sonora, Janis Joplin ocupaba un lugar preeminente. Y todavía no lo ha abandonado, porque su leyenda es tan fuerte como sus canciones. Por Ignacio Fernández Herrero.

Lo más probable es que en el radiocasete de las furgonetas o de los dos caballos que nos recogían a dedo sonase “Born To Be Wild” o alguna canción de Lynyrd Skynyrd. Es posible que en las playas cantábricas donde solíamos desembocar se escuchara a lo lejos algo de Doors o directamente “All Right Now”. Eran posibilidades que se confirmaban o no según el sesgo de la aventura. Pero lo que nunca nos faltó en aquellas escapadas con destino incierto y sin billete de vuelta (aunque siempre acabásemos regresando a casa) era la compañía en algún momento de Janis Joplin. E, inevitablemente, si una canción sirvió de banda sonora para aquellos viajes a medio camino entre la lírica y la épica juvenil no pudo ser otra que “Me & Bobby McGee”: “La libertad es sólo otra palabra para decir que no hay nada que perder. / Bueno, nada no, cariño, si no es gratis. / Y sentirse bien era fácil, Señor, cuando él cantaba blues. / Sabes que sentirme bien era suficiente para mí. / Suficientemente bueno para mí y mi Bobby McGee”

Al fin y al cabo se trataba de eso, e importaba menos el decorado que la ambientación, tal y como nos lo había advertido la propia Janis: “¿Es que no lo entendéis? ¡La música tiene que ver con los sentimientos y con pasarlo bien!”. Por eso, porque en ella se conjugaban y se conjugan todavía esos dos elementos es por lo que se convirtió en una compañía imprescindible. Incluso sucede que si llegas tarde a ella acabas por incorporarla por igual a esa conjunción tan necesaria en determinados momentos de la vida, en la juventud especialmente, sea cual sea su duración y contenido. Y si a mayores te detienes en otros vericuetos del universo musical, lo que descubres entonces es que Joplin, según sentencia del crítico Jim Harrington, “no sólo podía haber sido la primera cantante de blues de la época, sino la primera cantante de aquel momento”.

Evidentemente, de su atractivo no se podía apartar su condición de maldita, expresada por encima de todo a través de su pertenencia al Club de los 27, es decir, el selecto grupo de artistas que concluyeron su vida a esa edad temprana, por lo general de forma poco natural. De hecho, la canción que hoy gira en el jukebox forma parte de un álbum, Pearl, que se grabó en sus últimos días y cuyo tema más conmovedor, “Buried Alive In The Blues”, es un instrumental sin más, no incluye ni una sola palabra cantada por ella, pues la heroína se le había adelantado: “… cambiaría todos mis mañanas por un sólo ayer / para sostener el cuerpo de Bobby junto al mío (…) Señor, estoy llamando a mi amante, llamando a mi hombre, / he dicho que estoy llamando a mi hombre, hice lo mejor que pude”.

Semanas después de su muerte, ya en 1971, se editó finalmente Pearl. El sencillo Me & Bobby McGee representó su mayor éxito, al ser la única canción de Janis Joplin en alcanzar el número 1 en el Billboard Hot 100. A partir de entonces la leyenda se consolida y la sitúa a la altura de las más grandes, al lado de Billie Holiday y de Bessie Smith.

Ignacio Fernández Herrero es hombre de letras y lucha. Profesor de Lengua por vocación, las circunstancias le empujaron hace unos cuantos años a la actividad sindical, siendo a día de hoy secretario provincial de CCOO en León. Y cuando el tiempo se lo permite, saca el escritor que lleva dentro publicando algún que otro poemario. Sus reflexiones pueden seguirse en su blog personal.

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    flint1

    ADIÓS A KEITH FLINT, EL PUNKI DEL DANCE

    Los años 90 se apagan. Los recuerdos de los que exprimimos nuestra juventud en aquella década se ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]