Kurt Cobain | El genio atormentado


cobaincuadro_phixrBandera del grunge y hombre al que devoraron sus propios demonios. El reciente documental sobre su figura y las letras de las canciones que jalonan la discografía de Nirvana nos recuerdan  que su triste final estaba escrito. Recordarle nunca está de más, que para eso fue símbolo de uno de los movimientos más gloriosos del rock. Por David Acosta.

Talento y tormento, juntos de la mano en perversa comunión. Fue una constante en la existencia del rubio artista de ojos azules que ahora se revela con cruda sinceridad en el aclamado documental ‘Kurt Cobain: Montage of Heck’. La obra, realizada por el director Brett Morgen, ofrece una visión íntima y personal del mito, arrojando luz y sombras sobre la compleja personalidad del genio que asombró al mundo sin poder evitar su autodestrucción. “Es un viaje de inmersión total en la vida de Kurt Cobain. Lo que hemos hecho es la descripción de un icono americano sin hundirlo ni ensalzarlo. Tan sólo de manera honesta y mirándole a los ojos”, señaló recientemente Morgen en un reportaje sobre este documental cuyo título, ‘Montage of Heck’, proviene del nombre que un jovencísimo Kurt puso a una vieja casete en la que mezcló canciones grabadas de la radio y sonidos guitarreros realizados por él mismo. Gracias al beneplácito de la familia de Cobain –tras ocho años de duras negociaciones con la ‘viudísima’ Courtney Love y la hija de ambos, Frances Bean–, el film hilvana la historia de la persona y el personaje utilizando material audiovisual hasta ahora inédito, incluyendo filmaciones caseras, ilustraciones del propio Kurt (su imaginación y habilidad sobre el papel tampoco eran desdeñables), fotografías de juventud, y por supuesto, su música. Todo ello bien sazonado, cómo no, con testimonios de familiares, amigos y compañeros de profesión. Si todavía no has visto este documental, búscalo.

 

cobainpost_phixr

La mirada de la genialidad… y de la locura.

 

“El divorcio de sus padres marcó el inicio de la amargura. Ni el éxito ni el dinero pudieron evitar lo inevitable”.

“Nadie muere virgen, la vida nos jode a todos» o «necesito drogarme para recuperar la ilusión que sentía de pequeño”, son frases que pudieron escucharse en las escasas entrevistas concedidas por el líder de Nirvana durante su carrera. Dos ejemplos de la angustia vital que habitaba en el corazón del músico, agravada invariablemente con el paso de los años. Muy lejos, por tanto, de ese inocente “soy Kurt Cobain” que el niño angelical responde a su madre en un temprano cumpleaños cuando ella le pregunta “¿quién eres?” con amor maternal. No es una fantasía, es una de las grabaciones familiares que ofrece el film y que nos hace pensar que quizá la infancia fue la única época de su vida en la que el artista sintió verdadera felicidad, alegría y esperanza. El posterior divorcio de sus padres marcó el inicio de la amargura, un capítulo que merece especial atención en la película realizada por el señor Morgen. Ni el éxito ni el dinero pudieron evitar lo inevitable.

 

Por @davidgenetika.

 

 

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    flint1

    ADIÓS A KEITH FLINT, EL PUNKI DEL DANCE

    Los años 90 se apagan. Los recuerdos de los que exprimimos nuestra juventud en aquella década se ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]