Especiales | Los Soprano, la música de la mafia

Chuck Berry, The Rolling Stones, Tom Petty, Los Lobos, Radiohead Springsteen o Dylan figuran en la banda sonora de una serie que nos enseña las respuestas de la vida como el mejor de los libros. Respeto reverencial para esta creación de David Chase que, además, suena tan brillante como el acorde de una stratocaster. Por Mónica S. Gato.

“Tu madre te dijo que serías el elegido… Tu padre no te enseñó a distinguir entre el bien y el mal”. Tony Soprano, ese mafioso de respiración animal con problemas de ansiedad, el primer antihéroe del siglo XXI, atravesaba el túnel Lincoln en su coche, prendiendo un puro y escuchando el estribillo de “Woke Up This Morning”. La voz de Alabama 3, una de esas escasas formaciones capaces de versionar a Johnny Cash con dignidad, servía para dar presentación al canalla más carismático de la televisión, un capo capaz de sonreír de manera infantil y mostrarse frágil pero también de ejercer su fuerza como el tirano más insensible. 

El todoterreno del jefe de la Cosa Nostra de New Jersey fue testigo de algunos de los momentos musicales relevantes de la serie creada a finales de los 90 por David Chase (el director llegaba a proponer hasta 20 canciones para cada uno de los más de 80 capítulos) como ése en el que el protagonista se expresa meloso al volante cuando suena “Oh, Girl”, de Chi-Lites, para inmediatamente después apearse del coche y arrearle con el cinturón a un congresista que copulaba con su amante. O ése otro en el que al líder se le disparaba la adrenalina con “Rock the Casbah” (The Clash) mientras perseguía a Phil Leotardo, saltándose los semáforos, para ajustar cuentas. El cabeza de familia plantaba su peludo brazo en la ventanilla mientras tarareaba un tema de Pink Floyd de su aclamado álbum ‘The Wall’ y alzaba la voz para entonar los versos de “Dirty Work”, de Steely Dan (“No quiero hacer más tu trabajo sucio…”) antes de girar a la derecha. También contestaba a su móvil al segundo toque, cuando Freddie Mercury ya iba por el tercer “We Are The Champions”; aunque las mujeres de su vida preferían la música italiana (su esposa, Carmela, se arrodillaba con “Con te partiro”, de Andrea Bocelli, y su madre optaba por Mario Landa, el tenor que se hizo popular en Estados Unidos en el cine posterior a la Segunda Guerra Mundial con famosas arias como la “Nessun Dorma”, de la ópera ‘Turandot’, de Puccini). No olvidamos la interpretación de Dominic Chianese (Johnny Ola, en ‘El Padrino II’, y tío de Tony) de la canción napolitana “Core ’ngrato” en un funeral. Momento impagable.

La música de Los Soprano funciona como una forma de diálogo, en ocasiones completa las escenas y otras veces, las letras manifiestan lo contrario de lo que percibimos en pantalla. Uno de los responsables de esa selección es Steve Van Zandt (Silvio Dante, la mano derecha del protagonista), guitarrista de la E Street Band, la banda de Bruce Springsteen. Uno de los capítulos, el mismo en el que suena “State Trooper”, rinde homenaje a aquel “Born To Run” del músico junto al Boss cuando Chris Moltisanti, el sobrino del jefe, responde a su tío con un fragmento de la canción cuando le pide explicaciones por llegar tarde al cónclave: “La autopista estaba abarrotada de héroes acabados gastando su oportunidad”. “Dolphins”, de Fred Neil, el único tema que se reproduce al completo en la serie, ilustra más adelante la reincidencia yonqui de Montisanti. Devastador. Mientras, el propio Van Zandt recibe también su reconocimiento en el apartado musical. Chase incluye en la lista “Inside Of Me”, la composición que publicó el guitarrista cuando en 1984 dijo adiós a Bruce para formar su propio grupo, Little Steven and The Disciples of Soul.

Steve Van Zandt y James Gandolfini. Silvio y Tony.

Sólo uno de los temas de la banda sonora se confeccionó expresamente para la serie. ¿El responsable? El mismísimo Bob Dylan, que quiso versionar para el producto de la HBO “Return To Me”, de Dean Martin, empleado para retratar el regreso de los mafiosos con sus esposas. Carmela, la de Tony, estuvo a punto de abandonarle mientras el sustituto de Van Zandt en la E Street Band, Nils Lofgren, ejecutaba la preciosa “Black Books”.

Los Soprano fusionaron ‘Medea’, ‘Edipo’ y ‘Hamlet’; tragedia y épica acompañadas de música; de la música de los Rolling Stones (escuchamos “Thru And thru” en la graduación de Meadow), Otis Redding (Tony y Carmela entrelazan sus manos en el colchón), Rush (papá Soprano reflexiona en la barra de un bar con “Tom Sawyer” de fondo), Bo Diddley (el rock con ritmo de blues y la armónica en “I’m A Man” refleja el carácter machista de la mafia de New Yersey), The Kinks (“I’m Not Like Everybody Else” y “Cold Cuts” introducen a un Tony tocapelotas que busca las cosquillas a su hermana para que explote de ira), Boston (“More Than A Feeling” arranca cuando el personaje interpretado por James Gandolfini sufre un ataque de pánico), Van Morrison (Tony Soprano escapa de la policía entre la nieve al ritmo de “Glad Tidings”), Pigeonhed (si te abrieran la cabeza con un teléfono, sonaría “Battle Flag”) o The Students (los versos de “Everyday Of The Week” ironizan mientras alguien vomita en el cuarto de baño).

Clásicos del siglo XXI: Los Soprano. Les echamos de menos.

El protagonista se mira al espejo, engulle prozac y se asoma a la ventana con melodías de Tindersticks (“Tiny Tears”) mientras observa cómo María Grazia Cucinotta tiende la ropa; tiempo después acaricia a su yegua (Dean Martin y Ricky Nelson entonan “My Rifle, My Pony And Me”) y prepara un helado para su hijo pequeño (se escucha “White Rabbit”, de Jefferson Airplane). Tony sigue haciendo todo eso aunque James Gandolini se marchara con los patos a otro mundo en junio de 2013. Quizá ahora esté pidiendo aros de cebolla mientras una gramola ejecuta el “Don’t Stop Believing” de Journey (inolvidable desenlace); o con los pantalones bajados al tiempo que una de sus preciosas mujeres de El Bada Bing, su club de strepptease, se contonea al ritmo de Chuck Berry o Los Lobos. James se fue pero nos queda Tony Soprano. Tony Soprano y su música.

Por @monipennyta.

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    flint1

    ADIÓS A KEITH FLINT, EL PUNKI DEL DANCE

    Los años 90 se apagan. Los recuerdos de los que exprimimos nuestra juventud en aquella década se ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]