Marlon Brando | Un rebelde con muchas causas

brandocuadroMarlon Brando está considerado como una referencia para cualquier actor que se precie. La intensidad de sus actuaciones, donde sus personajes daban vida a Brando y no al revés, hicieron que Hollywood cayera a sus pies, pese a que el actor lo detestaba. Siempre del lado de los más desfavorecidos, no dudó en utilizar la plataforma de su fama para defender las causas que le parecían justas al tiempo que coleccionaba una larga lista de amantes, y de hijos… Por Raúl Piñeiro.

Marlon Brando nacía un 3 de abril de 1924 en Omaha (Nebraska), siendo el tercer hijo, primer varón, de Marlon Brando Senior, vendedor ambulante, y de Dorothy Pennebaker, una actriz local. La infancia de Brando no fue feliz, ya que sus padres eran alcohólicos y eran muy habituales las palizas del padre a la madre. En esa época el pequeño Marlon aprendería a imitar voces y gestos con una gran facilidad. Su padre era muy exigente con él. Su madre, en cambio, era su fuente de inspiración. Revolucionaria para la época, fumaba, llevaba pantalones y conducía coches, cosas poco habituales en las mujeres de entonces. Se dice que una vez Marlon Sr. estaba pegando a su madre y él subió a buscar el arma de fuego de su padre, la encañonó y apuntó a la cabeza, diciéndole que como tocara a su madre otra vez, lo mataría. Marlon, que era expulsado constantemente de sus colegios, fue enviado a la Academia Militar Shattuck, donde había estudiado su propio padre.

Fue en esa academia donde notaría que actuar se le daba bien y, tras intentar enrolarse sin éxito en la marina, por una lesión de rodilla, decidió irse a Nueva York con sus hermanas para estudiar arte dramático. Tenía 18 años y era la primera vez que Brando no se sentía rechazado, ya que la gente lo aceptaba y no lo criticaba. Allí trabajaría con la profesora Stella Adler, que le enseñó el método Stanilavski, que viene siendo utilizar sus propios sentimientos y experiencias pasadas para interpretar sus papeles. Y en eso Marlon Brando era un maestro, capaz como pocos para hacer tan creíbles sus personajes, por la intensidad de sus interpretaciones y la sensibilidad y carga emocional con la que las acompañaba. De hecho durante su carrera se le acusaría de excéntrico, casi que lunático. “Cuando interpreto me transformo. Me quema dentro una especie de fuego, una especie de delirio. Y me siento fuerte, feroz como un león”, diría en alguna ocasión.

Pero en 1944 le llegaría la oportunidad en Broadway con la obra ‘I remember mama’, y de ahí iniciaría una carrera teatral que desembocaría en el primer gran éxito de su carrera, la obra ‘Un tranvía llamado deseo’, estrenada en 1947. Su director Elia Kazan sería otra gran influencia para el actor, como él mismo reconocería a lo largo de su vida. Marlon Brando consideraba que los actores de verdad trabajaban en teatros, y no le entusiasmaba la idea de trabajar en el cine. Pero en 1950 rodaría su primera película, ‘Hombres’, a la que seguirían la adaptación de ‘Un tranvía llamado deseo’ (1951), ‘¡Viva Zapata!’ (1952), ‘Julio César’ (1953) o ‘Salvaje’ (1954). Para entonces Marlon Brando estaba más que consagrado, era el actor del momento, gracias a su versatilidad y también a su capacidad de improvisación, ya que no era muy amigo de aprenderse de memoria los guiones (esto sería habitual en su carrera), ganándose la admiración de sus colegas de entonces y de actores de generaciones posteriores. James Dean, Paul Newman, Al Pacino, Jack Nicholson o Robert De Niro siempre han reconocido que Brando era su fuente de inspiración, su referencia.

 

brando1_phixr

Brando, sex symbol en la película ‘Un tranvía llamado deseo’.

 

brando2

Junto a la actriz Eva Marie Saint en el film ‘La ley del silencio’.

“Marlon Brando era un maestro, capaz como pocos para hacer creíbles sus personajes por la intensidad de sus interpretaciones y la sensibilidad y carga emocional con las que las acompañaba”

Su carrera estaba en alza y acabó de coronarse con su formidable papel en ‘La ley del silencio’ (1954), que le valió el primero de sus Oscars. A esta película le seguirían éxitos de taquilla como ‘Desirée’, el musical ‘Ellos y ellas’, ‘La casa de té de la luna de agosto’, ‘Sayonara’, ‘El baile de los malditos’ y ‘Piel de serpiente’. En este punto de su carrera, Brando decidió que no quería seguir instrucciones de nadie y decidió crear su propia productora (Pennebaker, en memoria de su madre, fallecida a mediados de los 50) y dirigir su propia película, ‘El rostro impenetrable’ (1961), de la que además fue el protagonista.

Pero su errática vida iba a influenciar el devenir de su carrera. El cine empezó a ocupar un segundo plano en su vida. Grababa películas, pero no disfrutaba, y sus actuaciones se vieron afectadas por su vida personal. Tras un primer matrimonio de penalti con la actriz india Anna Kashfi (entre 1957-1959), estaba inmerso en el proceso de separación de su segundo matrimonio, también de penalti, con la actriz mejicana ‘Movita’ Castaneda (entre 1960 y 1962). En ambos casos, además de compartir exotismo (Brando tenia preferencia por mujeres de otras razas o culturas), fueron tormentosas.

Fuera del cine, Brando se involucró en el movimiento de Martin Luther King en defensa de los derechos civiles para la comunidad no blanca, y no dudó en tildar de “ignorante” a su país por las desigualdades. Hizo donaciones económicas y participó en la gran manifestación de 200.000 personas en Washington aquel 28 de agosto de 1963 donde King habló de su sueño. Incluso participaría en debates televisivos para apoyar la causa.

Pero su carrera cinematográfica se estancaba e incluso iba cuesta abajo. La crítica era severa con él y la década de los 60 fue para borrar. Lo daban por acabado hasta que Francis Ford Coppola lo imaginó como Vito Corleone, y Marlon Brando hizo el papel tan suyo que es uno de las mejores actuaciones de la historia. Brando tuvo que cambiar físicamente con maquillaje y se involucró en esa transformación hasta el punto de que Vito Corleone se apropió del propio Brando. Ganaría el Oscar por ‘El padrino’ (1972) y volvería a dejar constancia de su carácter. En lugar de recoger el premio, Brando envió a la ceremonia a una actriz  en el papel de una mujer de origen indio llamada Sacheen Littlefeather, que se manifestó en contra del tratamiento que recibía su pueblo en las películas de Hollywood. “Me pareció absurdo ir a la ceremonia de entrega de los premios. Resultaba grotesco festejar a una industria que había difamado y desfigurado sistemáticamente a los indios norteamericanos en el transcurso de seis décadas”, reconocería el actor posteriormente.

 

brando3

Marlon Brando junto a Martin Luther King en una fotografía del 28 de agosto de 1963.

 

brando4

Encarnando al mítico personaje de Vito Corleone en ‘El padrino’.

 

En los 70 resurgió el mejor Brando, y a ‘El padrino’ le siguió ‘El último tango En Paris’, ‘Superman’ (cobró 4 millones de dólares por un papel de 10 minutos) o ‘Apocalypse now’ (1979), pero cada vez eran más raras sus apariciones en la gran pantalla. Rodó un total de 39 películas. Recibió 8 nominaciones a los Oscars, ganando 2. También tiene 2 Globos de Oro y 3 BAFTA. Tuvo 3 esposas (la tercera fue Tarita Teriipia, una actriz francesa con ascendencia polinesia y china, con la que estuvo casado entre 1962 y 1972), numerosas amantes (incluida Marilyn Monroe) y hasta él mismo confesó haber tenido alguna relación homosexual. De hecho hace poco ha salido un libro en el que se asegura que Marlon Brando y James Dean tenían una relación sexual sadomasoquista, aunque esto nunca lo reconocieron los implicados.

Tuvo 30 hijos conocidos (legítimos o ilegítimos), y 2 de ellos atormentarían los últimos años de vida de Brando. En 1990 el novio de su hija Cheyenne fue asesinado en la residencia familiar por Christian, su hijo mayor. Brando gastó una fortuna en abogados (contrató al mismo que después tendría OJ Simpson, Robert Saphiro…) y hasta testificaría en defensa de su primogénito, pero Christian fue obligado a cumplir seis años de prisión.  Su hija Cheyenne caería en una profunda depresión, copiando a su padre (para entonces comía de forma desproporcionada y compulsiva, engordando mucho) y se suicidaría cinco años más tarde. Marlon Brando fallecería en soledad, llevando una vida ermitaña, el 1 de julio de 2004. Muy controvertido y polémico, la sensación es que fue un actor enorme yendo a medio gas. Quizás eso es precisamente lo que le convierte en un mito…

 

Por @raulicoblantons.

 

 

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    scrportada

    SCR | ‘Chica loca’

    Será el 3 de mayo cuando salga a la venta el tercer disco de los madrileños SCR. ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]