‘One club men’

Una misma camiseta como piel inmutable y un único escudo grabado en el corazón. Son los rasgos inconfundibles de esa especie en extinción que en el fútbol británico recibe el nombre de ‘One club men’, es decir, los hombres de un solo club. El ‘red’ Steven Gerrard es el último ejemplo. Por David Acosta.

En estos tiempos de balompié tristemente dominado por mercaderes sin más patria que el vil metal, me resisto a dejar de venerar a aquellos jugadores que aún se atreven a desafiar a las tentaciones de la infidelidad.

El gran capitán del Liverpool, Steven Gerrard, ha anunciado recientemente que abandonará las filas del conjunto ‘red’ cuando concluya la temporada. Se marchará con 35 años y tras toda una vida en el club más importante de la ciudad que le vio nacer (los azules del Everton, siempre a la sombra). Hagamos un poco de historia. Siendo un alevín fue cuando Gerrard ingresó en las categorías inferiores de Anfield Road, justo el mismo año (1989) en el que uno de sus primos, también acérrimo seguidor del Liverpool, fallecía en la tragedia de Hillsborough, aquella terrible avalancha en la que 96 aficionados encontraron la muerte por exceso de aforo. Ya en 1997, Steven firmó su primer contrato profesional. En total, 17 temporadas y casi 700 partidos. Centrocampista de excelente visión de juego, polivalente y llegador, su carácter y compromiso pronto le llevaron a portar el brazalete de capitán por aclamación popular. Grandes conquistas en su haber (inolvidable aquella Champions ganada al Milán en gloriosa remontada a las órdenes de Rafa Benítez) y también una espina clavada: no haber alzado jamás la Premier League. Ofertas de Chelsea, Real Madrid, Barcelona, Manchester United o Bayern de Múnich fueron rechazadas una detrás de otra por este futbolista que se negó a traicionar a los seguidores que nunca le dejaron caminar solo y que ya lloran su adiós. “Abran mis venas y sangraré el rojo del Liverpool”, dijo Gerrard una vez. Nadie osará dudarlo, ni siquiera cuando firme en los próximos meses por algún club de la Major League Soccer de EEUU, idílico cementerio de elefantes.

Steven Gerrard alzó orgulloso la ‘orejona’ en 2005.

Casillas (Real Madrid) o Xavi (Barcelona) son ejemplos de ‘One club men’ en nuestro país. Más mérito tuvo el ya retirado Julen Guerrero (Athletic de Bilbao). Y hace unos días, 45.000 aficionados del Atlético de Madrid asistían a la presentación del retornado Fernando Torres, el niño que no pudo ser hombre de un solo club por coincidir su explosión con los peores años en la historia de los colchoneros. Nunca es tarde si la dicha es buena. Que viva el romanticismo.

Por @davidgenetika.

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    scrportada

    SCR | ‘Chica loca’

    Será el 3 de mayo cuando salga a la venta el tercer disco de los madrileños SCR. ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]