Próximos estrenos | ‘El chico del millón de dólares’

Encontrar un lanzador joven susceptible de convertirse en estrella en las Grandes Ligas de Béisbol. El agente J. B. Bernstein descubrió dos. Todo gracias a un ‘reality’ llamado ‘The Million Dollar Arm’. Disney se basa en esta historia real en su nueva cinta, que llega a los cines con Jon Hamm, el galán de ‘Mad Men’. Home run. Por Mónica S. Gato.

Si no se derrama un gramo de sangre, prefiero creer en las parábolas de Tony Soprano. Mi preferida era la alegoría de papá toro y su primogénito. El mafioso de New Jersey fabulaba así: “Desde lo alto de la colina observan a un grupo de vacas. El hijo mira al padre y le dice: ¿Por qué no bajamos corriendo y nos follamos a una? Y el padre le contesta: ¿Por qué no bajamos andando y nos las follamos a todas?”. Pues Rinku Singh y Dinesh Patel se armaron de paciencia, aguardaron su oportunidad y todas cayeron en sus redes (sí, puede que el ejemplo no parezca muy acertado, conociendo la devoción en su país por la vaca…). De una de esas aldeas de la India afectadas por la pobreza más miserable, a poder adquirir el pasaporte para jugar en las Grandes Ligas de béisbol de Estados Unidos; de dormir con ocho personas en cuatro metros cuadrados y dar de lado al estómago, a desarrollar afición por la pizza y las tortitas con plátano caramelizado. 

Ya lo dijo Chaplin: “La vida es maravillosa si no se le tiene miedo”. ¿Y acaso creéis que esa palabra existe para ellos?: “No importa de dónde vengas ni qué trabajo tengas; si estás dispuesto a dar todo lo que tienes, vas a tener éxito”, expone Rinku desde los 26 años que le contemplan. Alcanzaban los 18 cuando sus vidas fueron sometidas a una reforma completa gracias a ‘Million Dollar Arm’, el programa que se sacó de la manga J. B. Bernstein, un agente de jugadores venido a menos que necesitaba un golpe de efecto para permanecer en el circuito. Este particular ‘reality show’ en territorio asiático, que los escogió a ellos dos entre 37.000 aspirantes, se traslada a la pantalla de cine en una cinta con reminiscencias a ‘Slumdog Millionaire’ o ‘Moneyball’ en la que el deporte se perfila como el ‘McGuffin’.

En este mísero habitáculo se gestaban los sueños de Rinku y Dinesh.

La realidad supera a la ficción. Rinku y Dinesh, dos Piratas de Pittsburhg.

El australiano Craig Gillespie (conocido por ‘Lars y una chica de verdad’, aquel filme en el que el dulce Ryan Gosling demostraba su amor profundo por una muñeca hinchable, como un Quijote para el que no existe otra realidad que la que él percibe) dirige a Suraj Sharma, el elegido por Ang Lee para protagonizar el relato ‘La vida de Pi’ del ‘salmantino-canadiense’ Yann Martel; y a Madhur Mittal, el inolvidable Salim de la deliciosa ‘Slumdog Millionaire’, en ‘El chico del millón de dólares’, largometraje con guión de Thomas McCarthy (‘Up’, ‘The visitor’) que irrumpirá en las salas españolas el próximo 24 de octubre. Los jóvenes escoltan a Jon Hamm (Bernstein), ese actor amante del béisbol, de Wilco, la Budweiser y el ‘Apalabrados’, cuyo único capricho es una Nespresso en su camerino, en su primera película como protagonista (en ‘Town, ciudad de ladrones’ ya desempeñó un papel destacado, como cara B de Ben Affleck).

Suraj Sharma y Madhur Mittal dan vida a los héroes en la gran pantalla.

Jon Hamm da un paso más en su carrera. Hora de conquistar los cines.

El intérprete cambia el traje de Don Draper por los vaqueros para encarnar a un personaje que, como el galán de ‘Mad Men’, logra reinventarse, asimilando lecciones sobre el juego en equipo, la familia y la vida misma. Como el apuesto Don… y como el mismo Jon Hamm. Y es que el adonis de St. Louis ejercía de camarero y de diseñador de escenarios de películas porno mientras se examinaba en todos los castings del mundo con la misma respuesta una y otra vez: “No” (a los responsables de ‘Mad Men’ les acechaban las dudas para contratarle por considerarlo “demasiado sexy”). Se fijó una fecha para triunfar en Hollywood, los 30 años; “y tan pronto como dije eso, empecé a trabajar”, recuerda (fue bombero en la serie ‘Providence’ y debutó en la gran pantalla en ‘Cowboys del espacio’, de Clint Eastwood).

Ahora es una superestrella, aunque accesible (cuentan los periodistas que les invita a comer, se los lleva a jugar al golf y les deja conducir su Mercedes). Sus esfuerzos se han visto compensados, como los de Rinku Singh y Dinesh Patel, quienes aprendieron inglés con las películas sobre las novelas de Stephen King, se pasearon por la Casa Blanca, conocieron a Ronaldinho y acudieron al cine por primera vez para ver ‘Iron Man’ en 3D (sin intención de colocarse las gafas porque “no tenemos problemas de visión”). Singh se lesionó el codo y se perdió la temporada y Dinesh regresó a su país para terminar sus estudios y competir en salto de jabalina. Pero esta historia aún no ha terminado.

Por @monipennyta.

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    flint1

    ADIÓS A KEITH FLINT, EL PUNKI DEL DANCE

    Los años 90 se apagan. Los recuerdos de los que exprimimos nuestra juventud en aquella década se ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]