Especial Genetika: El Rock de la Cárcel

Sí, es evidente que algunos músicos no son precisamente unos angelitos… Acostumbrados a los flashes de fans o paparazzis, no debe ser fácil para las estrellas del rock posar ante las cámaras de la policía. Pero son unos cuantos los que tuvieron que pasar por ello (como Jim Morrison, que encabeza este reportaje). Excentricidades, abusos de sustancias prohibidas, locuras transitorias, furias incontrolables… Los motivos para ser fichados y pasar una noche (o más) entre rejas pueden ser varios. Echemos un vistazo a nuestros presidiarios favoritos… Por Genetika Rock.

El que avisa no es traidor. Y por eso advertimos que algunas de las imágenes que os dejamos a continuación pueden herir vuestra sensibilidad, sufridos lectores. Alejados del glamour que suele rodear a las estrellas, aquí tenéis una indiscreta lista de idolatrados rockeros de ayer y de hoy, fichados por la policía y sin ganas de poner buena cara. Porque el camino del exceso en ocasiones desemboca en comisaría

Comenzamos con un clásico como es el fallecido Jim Morrison, cantante y líder de The Doors, poeta en sus ratos libres y agitador de masas a tiempo completo. Fiel amigo del alcohol y otras sustancias, los roces de Jim con la autoridad comenzaron antes de su salto a la fama. Después llegarían los desafíos a la autoridad en el escenario, el exhibicionismo, etc, etc… Un pecador incorregible.

El honorífico título de Satánicas Majestades hay que ganárselo a pulso. Y con una carrera tan dilatada como la de los Stones era inevitable que Mick Jagger visitara alguna que otra comisaría… Posesión de drogas, obstrucción a la justicia o pegarle un mandoble a un fotógrafo son conductas que adornan su currículum.

¿Era un santo Elvis Presley? Por supuesto que no, aunque tampoco fue de los más conflictivos. A pesar de su pasión por las armas, sus andanzas criminales no fueron más allá de participar en alguna que otra pelea durante el servicio militar. Eso sí, su tema “Jailhouse Rock” nos ha servido para darle título a este Especial. Y por cierto, la segunda foto que os dejamos de Elvis no se corresponde a ninguna detención. El Rey posó al modo y manera de los arrestados cuando en realidad estaba de juerga con unos amigotes.

El Padrino del Soul era una fiera, dentro y fuera del escenario. El ya fallecido James Brown presumía de ser una máquina sexual, además de ser consumidor habitual de sustancias varias. Una bomba de relojería que le hizo perder los papeles más de una vez. En la segunda foto que aquí os dejamos Brown acababa de ser detenido por un episodio de violencia doméstica. ¿Estaba poseído?

La fuerte personalidad de Janis Joplin no se reducía a su poderosa voz. Ella era una rebelde con causa y en más de una ocasión se enfrentó a la autoridad competente. Unos insultos a la policía le valieron la visita al Hotel Rejas

Johny Cash, el hombre de negro, sentía una especial querencia por engancharse a todo tipo de “medicamentos”. A la vuelta de uno de sus viajes relámpago a México le pillaron con un cargamento de pastillas sin receta. El precio del vicio.

Sin perder nunca la elegancia, David Bowie no pudo evitar la visita a la comisaría cuando fue arrestado por posesión de marihuana. Un desliz lo tiene cualquiera…

Las drogas también fueron el motivo del arresto de Jimi Hendrix en el aeropuerto internacional de Toronto. Su maleta superaba con creces el límite de sustancias prohibidas permitido. Al maestro de las seis cuerdas le gustaba “volar” en todos los sentidos…

Dejando a un lado su boda con la hija de 13 años de su primo, los escándalos de Jerry Lee Lewis solían reducirse a las peleas que provocaba su fuerte carácter. En la foto que aquí os dejamos podéis apreciar la marca de un golpe contundente en su nariz… Lewis repartía y recibía a partes iguales.

Para Axl Rose una comisaría es como su segunda casa. El líder de Guns N´ Roses comenzó sus fechorías a muy temprana edad. Se cuenta que antes de cumplir los 19 años ya había sido arrestado en más de 20 ocasiones, aunque él se defiende asegurando que los policías de su Lafayette natal, en Indiana, le tenían siempre en su punto de mira, incluso sin motivo (la letra de la canción “Out Ta Get Me” habla del asunto). En cualquier caso la cuestión no mejoró con la fama y el éxito. Conciertos suspendidos que provocan el caos, broncas domésticas (en 1990 su vecina le denunció por agresión después de una discusión provocada por el volumen al que Rose escuchaba la música), insultos y puñetazos a fotógrafos, desacato a la autoridad en aeropuertos … En una de las fotos policiales, tomada en 1998, vemos a Axl con el pelo corto. Curioso.

La especialidad de Ozzy Osbourne es la intoxicación en vía pública. Él mismo ha reconocido que una vez esnifó una hilera de hormigas en plena calle. ¿Qué más se puede decir?

Sí, el que váis a ver a continuación es el mismísimo Steven Tyler. El vocalista de Aerosmith ya apuntaba maneras durante su etapa escolar, con altercados en los que la marihuana y el alcohol eran ingredientes habituales. Tyler se estaba fogueando…

No hay más que leerse la autobiografía de Mötley Crüe (“Los Trapos Sucios”) para deducir que su batería Tommy Lee probablemente habrá visitado la comisaría en menos ocasiones de las debidas. Una de las más sonadas fue cuando le detuvieron por proferir insultos racistas contra unos guardias de seguridad. Ni siquiera Pamela Anderson fue capaz de calmarle…

Uno de los episodios más escabrosos en la historia del rock lo protagonizó Sid Vicious. El integrante de los Sex Pistols aparece en la foto que aquí os dejamos recién detenido por el presunto asesinato de Nancy Spungen. Vicious moriría meses más tarde.

El lado salvaje de Billy Joe Armstrong se ha ido atenuando con el paso de los años, pero a principios de los 90 el alcohol era sin duda una de las preferencias del líder de Green Day. Tanto que en una ocasión fue detenido por conducir bajo sus etílicos efectos. Atendiendo a su cara, parece que no fue necesario hacerle la prueba de alcoholemia

Marylin Manson quizá no sea tan peligroso como su extravagente apariencia indica, pero en más de una ocasión sí que ha perdido los papeles. Faltar el respeto a la autoridad le abrió las puertas de la celda.

El añorado Kurt Cobain trató de mantenerse alejado de las fuerzas del orden durante su época dorada. Sin embargo, antes del éxito planetario de Nirvana, también tuvo que rendir visita a una comisaría. ¿El motivo? Intoxicación etílica.

Y terminamos con Scott Weiland. El vocalista de Stone Temple Pilots y ex de Velvet Revolver es tan conocido por sus abusos con las drogas como por las sonadas broncas con su mujer… El resultado: unos cuantos arrestos.

 

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Una Respuesta a “Especial Genetika: El Rock de la Cárcel”

  1. Eduardo dice:

    Bro que bueno tu articulo, ni idea que gente como Bowie, Cash o Cobain habian vivido esa experiencia. Cosas que uno se entera. Saludos Bro.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    flint1

    ADIÓS A KEITH FLINT, EL PUNKI DEL DANCE

    Los años 90 se apagan. Los recuerdos de los que exprimimos nuestra juventud en aquella década se ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]