Sergio Leone | Érase una vez… el cine

leonecuadro1Su filmografía como director apenas contiene un puñado de títulos, pero el legado de Sergio Leone es incuestionable. Visionario y avanzado a su tiempo, tuvo que enseñarle a los norteamericanos lo que era el western, un género que revolucionó con su antológica Trilogía del Dólar. Con un carácter agrio y obsesivo, sus películas eran reflejo de lo que pasaba por una de las mentes más fascinantes de la industria cinematográfica…  Por Raúl Piñeiro.

Sergio Leone nacía en Roma un 3 de enero de 1929. Su padre Vincenzo Leone, que a veces usaba el seudónimo Roberto Roberti, era director de cine mudo. Su madre era la actriz Bice Valerian. No es de extrañar, por tanto, que el cine fuera algo natural, innato, en Leone. El revés que recibió su familia, cuando el dictador Mussolini acabó con la carrera de su padre (Mussolini había escrito un guión y le había pedido opinión a Vincenzo Leone, que fue honesto y se cavó su propia tumba cinematográfica), no hizo más que acrecentar su fascinación por la gran pantalla.

Hizo alguna aparición como actor, pero desde muy pronto se mostró entusiasmado con la dirección y producción, soñando con poder dirigir sus propias películas. Con 20 años empezó a trabajar como ayudante de dirección en distintas superproducciones como ‘Quo Vadis?’ (1951), ‘Helena de Troya’ (1955), ‘Ben-Hur’ (1959) o ‘Historia de una monja’ (1959). Precisamente en 1959 asumió la dirección de una película, ‘Los últimos días de Pompeya’, por la enfermedad del director Mario Bonnard. Y en 1960 tendría su primera película suya al cien por cien, ‘El Coloso de Rodas’, aunque no se sentía realizado. Mientras los extranjeros estaban encantados con películas de romanos, a Leone le pasaba lo contrario: “Mientras yo organizaba carreras de cuadrigas, batallas entre triremes y explosiones en galeras, soñaba en silencio con Nevada y Nuevo México”, comentaría en una entrevista. En 1962 volvería a sustituir a un director, Robert Aldrich, en ‘Sodoma y Gomorra’, antes de iniciar un periodo clave en la historia del cine…

Leone había quedado fascinado con ‘Yojimbo’ (1961) de Akira Kurosawa y quiso adaptar la película. Escribió un guión, ‘El magnifico extranjero’, que acabaría siendo la película ‘Por un puñado de dólares’, y pidió al joven músico Ennio Morricone, amigo y antiguo compañero de clase, que escribiera la música. Leone quería tener la música antes, y no después de la película, para rodar usando la música y que los actores no perdieran el “momentum”, y es por ello que la comunión entre imágenes y música es total. Esto sería una constante en toda su carrera. Tuvo sus más y sus menos con el director japonés, que exigió una gran suma de dinero y con el que se acordó que toda la recaudación de la película en Japón iría a su cuenta bancaria. Leone quiso contar para el papel del pistolero sin nombre con Henry Fonda o Charles Bronson, pero sus emolumentos eran muy caros.

Se inicia aquí un casting, con sugerencias de todo tipo, que iba acabar de la forma más inesperada. La agencia de representación de Roma, William Morris, había preparado el visionado de una serie de éxito en Norteamérica, ‘Rawhide’, para que Leone se fijara en el actor Eric Fleming. Pero no fue Fleming, sino su joven compañero de reparto, Clint Eastwood, el que cautivó al director romano: “Lo que más me fascinó de Clint, por encima de todo, fue su aspecto externo. Reparé en la forma indolente y despreocupada que tenia de aparecer en la pantalla y robar todas las escenas a Fleming. Su indolencia era lo que más destacaba”. En ese preciso instante, imaginó a Eastwood con un sombrero y un puro en la boca. Leone ya tenía a su forajido soñado y encima era muy barato.

El poncho, sin embargo, fue idea de Clint Eastwood y a Leone le encantó. Con el joven norteamericano y un joven Gian Maria Volonté, y dado que el presupuesto era escaso, el equipo de producción no viajaría hasta Estados Unidos sino al desierto almeriense de Tabernas (que se convertiría en un Hollywood europeo), para rodar la primera película de la Trilogía del Dólar. “Por un puñado de dólares” saldría en 1964, ‘La muerte tenía un precio’ en 1965, donde Lee Van Cleef se uniría al dúo de actores protagonistas, y ‘El Bueno, El feo y el malo’ en 1966, donde Eli Wallach sustituiría a Volonté, repitiendo Eastwood y Van Cleef. Su relación con Wallach era mucho mejor que con Eastwood, aunque los tenía en gran estima a ambos y se dice que Leone fantaseaba con una adaptación de ‘Don Quijote’ donde Clint habría sido El Quijote y Eli Wallach, Sancho.

 

leonepost1

El director y Clint Eastwood, charlando en una pausa del rodaje de ‘El bueno, el feo y el malo’.

 

leonepost2

Sergio Leone entre Clint Eastwood y Eli Walach, con paisaje almeriense al fondo… 

 

50 años después, la Trilogía del Dólar sigue vigente y no hay nadie que se atreva a hacer un remake, ahora tan de moda, de ninguna de ellas. Hacerlo sería, además de un sacrilegio, un suicidio, ya que es difícil superar la fotografía, la música y la atmósfera que Leone consiguió. Durante los rodajes, era un director enérgico, incansable, exigente y con un fuerte temperamento que le llevaba a reaccionar de forma exagerada. Pero también era un genio. Tenía una mente privilegiada que le permitió crear algunas de las mejores historias del cine. Sus duelos son legendarios, con primeros planos de caras que no necesitan hablar para decir mucho. Esto, combinado con la música, al tiempo que ambos van in crescendo, creando tensión hasta llegar al clímax, visual y sonoro, son su legado. Si algo definiría a Leone es que era un director transgresor, que rompió con muchos convencionalismos y mostraba una violencia extrema para aquella época.

“La Trilogía del Dólar sigue vigente y no hay nadie que se atreva a hacer un remake, ahora tan de moda, de ninguna de ellas. Hacerlo sería, además de un sacrilegio, un suicidio”

Gracias al éxito de la primera, Leone se embarcaría en su segundo proyecto, la Trilogía de Érase Una Vez y que le llevaría mucho más tiempo del deseado. En 1968 pudo rodar ‘Erase una vez en el oeste’, aunque en España la conocemos como ‘Hasta que llegó su hora’. Tres años más tarde rodaría ‘¡Agáchate maldito!’, sobre la revolución mejicana de principios de siglo XX y no podría cerrar la trilogía hasta 1984, cuando estrenó ‘Erase una vez en América’, con Robert de Niro, James Woods o Joe Pesci, entre otros. El guión de la película está basado en la novela ‘The hoods’, del escritor Harry Grey, seudónimo del gánster judío Harry Goldberg, y trata de cómo un grupo de jóvenes amigos delincuentes se convierten en mafiosos de éxito.  En esta película Leone explota al máximo el uso de flashbacks, combinando el presente con el pasado y dando la sensación de mezclar ficción con realidad. Cabe destacar que en 1972 le habían ofrecido dirigir ‘El Padrino’, pero la había rechazado porque su película de gánsters tenía que ser ‘Érase una vez en América’, su gran apuesta.

Un infarto de miocardio acabó con su vida a los 60 años de edad en 1989, cuando estaba preparando la película ‘Leningrado’, sobre el asedio en el que los habitantes de Leningrado se comieron a todos los perros y gatos de la ciudad, a las ratas, y finalmente empezaron a vender cadáveres humanos como si fuesen carne de ganado y usando como inspiración el diario de Tanya Savicheva, una niña rusa que a lo largo de los casi tres años de asedio de Leningrado perdió a todos y cada uno de los miembros de su familia a causa del hambre, el frío y las enfermedades. Iba a ser su obra cumbre, con un presupuesto desorbitado, pero lamentablemente nunca llegó a acabarlo. Por suerte, quedan todos sus trabajos anteriores para recordar a una de las figuras clave de la historia del cine…

 

Por @raulicoblantons.

 

 

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

2 Respuestas a “Sergio Leone | Érase una vez… el cine”

  1. […] bandas sonoras que nos hicieron soñar y vibrar en películas como ‘La misión’, ‘El bueno, el feo y el malo’, ‘Érase una vez en América’ o la citada y oscarizada ‘Los odiosos ocho’, […]

  2. […] como son ‘Los siete magníficos’ (John Sturges, 1960) o en ‘El bueno, el feo y el malo’ (Sergio Leone, 1966). Leone en un principio tenía pensado repetir el reparto de ‘La Muerte tenía un precio’ […]

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    scrportada

    SCR | ‘Chica loca’

    Será el 3 de mayo cuando salga a la venta el tercer disco de los madrileños SCR. ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    A bote pronto | ‘La sonrisa del líder’
    de David Acosta
    24 enero 2017

    A bote pronto | ‘La sonrisa del líder’

    Nueva entrega de la sección 'A bote pronto', otra vez con la Cultural y Deportiva Leonesa como ...[leer más]