Y mientras tanto, en los USA…


trumpcuadradoCómo está el patio. Resulta que la nueva política es bastante similar a la vieja y que sigue teniendo más peso aquello de las líneas rojas de cada uno que ceder en lo más mínimo en busca del bien común. Así estamos en España, sin Gobierno y con la sombra de nuevas elecciones planeando sobre los cansados leones del Congreso. Eso sí, visto lo visto al otro lado del Atlántico, quizá sea mejor el vacío de poder que un ejecutivo presidido por un tipo de pelo imposible llamado Donald Trump. Toda una amenaza planetaria. Por David Acosta.

Un millón de euros en el altillo, sedes de partido cinceladas en ladrillo negro, fortunas honorables en Suiza, unos ERE de homenaje al fraude, contabilidades en B sobre un manto de naranjas y regalos fashion (“cutreríos, no”, como diría la aforada), un trasero real en el banquillo, titiriteros en la cárcel, impulsores del escrache que ahora no aceptan que se lo hagan a ellos…

Qué divertida es la marca España. Para presumir precisamente no es, pero para indignarte y echarte unas risas con los colegas da un juego que no veas.  Y a todo esto, resulta que la nueva política es bastante similar a la vieja y que sigue teniendo más peso aquello de las líneas rojas de cada uno que ceder en lo más mínimo en busca del bien común. Así estamos en este país, sin Gobierno y con la sombra de nuevas elecciones planeando sobre los cansados leones del Congreso. Eso sí, visto lo visto al otro lado del Atlántico, quizá sea mejor el vacío de poder que un ejecutivo presidido por un tipo de pelo imposible llamado Donald Trump. Toda una amenaza planetaria, tan real como aterradora. Mientras tertulianos como Francisco Marhuenda (ése sí que es un títere hilarante) advierten sobre la profunda preocupación de los mercados por el afloramiento del radicalismo en suelo patrio, en EEUU crece la amenaza del magnate inmobiliario a pasos agigantados. No sabemos si finalmente llegará a convertirse en el candidato republicano a la presidencia, pero el simple hecho de que tenga serias posibilidades me provoca pesadillas. Un déspota que insulta sin tapujos a los homosexuales y a los inmigrantes, que abraza a los negros sólo si son ricos y famosos, y que por supuesto considera que el portar armas no sólo es un derecho sino que debería ser una obligación. Si se convierte en presidente norteamericano, será la prueba irrefutable de que la inteligencia del género humano está menguando, por muchos ‘Iphones’ que nos pongan en las manos.

 

trumppost

Dicen que la cara es el espejo del alma. En el caso de Donald Trump no hay duda.  

Si Donald Trump se convierte en presidente norteamericano, será la prueba irrefutable de que la inteligencia del género humano está menguando, por muchos ‘Iphones’ que nos pongan en las manos

Mientras los demócratas se debaten entre el giro de 180 grados a la izquierda del ‘abuelo’ Bernie Sanders o la moderación de Hilary Clinton, Trump hace uso de todo su populismo y poder económico para convencer al electorado con propuestas y actitudes que hacen parecer un angelito al de la Guerra de Irak, ese tonto de la galleta llamado George W. Bush. ¿Os imagináis un “y tú más” entre Trump y el chiflado norcoreano Kim Jong-un? Quién sabe. Dentro de un par de años quizá no haya nada (en el sentido más estricto de la palabra) de lo que preocuparse…

 

Por @davidgenetika.

 

 

Puedes dejar un comentario, o trackback desde tu web o blog.

Deja un comentario

  • Video del dia

    Vídeo del día
    scrportada

    SCR | ‘Chica loca’

    Será el 3 de mayo cuando salga a la venta el tercer disco de los madrileños SCR. ...[leer más]

  • Lo más visto

  • La trinchera

    La Trinchera
    Echando de menos a Leonard Cohen…
    de David Acosta
    15 noviembre 2016

    Echando de menos a Leonard Cohen…

    El artista canadiense se nos ha ido a la edad de 82 años. Lo hizo de la ...[leer más]